La estela Morente trae cola

Los tres hermanos dejan huella en el cierre del vigésimo quinto aniversario de La Mar de Músicas. Estrella estuvo en el auditorio del Parque de Torres, con colas en la entrada cuando ya era la hora de empezar. Antes, el menor, Kiki, abrió la velada que cerró, en el Castillo Árabe, la pequeña, Soleá, con lleno de espectadores. GALERíA DE FOTOS (pinchar aquí)


Posiblemente, haya sido el concierto de pago de La Mar de este año con más expectación, pues no nos sonaba ver colas para entrar a las 22.30 horas en alguno anterior. Kiki Morente fue el primero en actuar con un nuevo disco que ofrece bulerías, fandangos, soleás, sevillanas, polos y tarantos que tanto gustaban a su padre, Enrique Morente. Terminó invitando a los asistentes a escuchar a “las dos princesas” de su casa.



La copla irrumpió con Estrella Morente. Así, con el nombre del género, ha bautizado a su último trabajo. La cantaora, que también mostró su dotes flamencas, se cambió tres veces de vestuario en una actuación que volvió ‘locos’ a los presentes. Terminó con un a canción dedicada a su abuela, quien se encontraba sentada, junto a otros familiares, animando. Al terminar, mostró su gratitud con el público, con el festival y envió un beso al cielo, que a buen seguro recogió su padre.



Soléa Morente cerró el ‘espectáculo Morente’. Era su tercera presencia en Cartagena (el pasado año presentó aquí el disco ‘Olelorelei’) y actuó en el Castillo Árabe con el grupo Napoléon Solo. Fue todo un éxito, llenando la plaza de público, entre los que también estuvo su familia.



Antes, en el patio del CIM actuó Mulatu Astatke, y en la plaza del Ayuntamiento cerró el ciclo de este año el magistral guitarrista KyeKyeku & Ghanalogue Highlife.