• Que el sol no te deje (mala) huella

    Que el sol no te deje (mala) huella

  • Luis Sánchez Pina y colectivo Galáctyco, premios Quórum

    Luis Sánchez Pina y colectivo Galáctyco, premios Quórum

  • Más de un centenar de mujeres marchan por la investigación de la endometriosis

    Más de un centenar de mujeres marchan por la investigación de la endometriosis

 

  

 

 

Un bando de Alcaldía pide colaboración de los ciudadanos para detectar pozos y sondeos peligrosos

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, ha dictado un bando en el que recuerda la obligación de los propietarios de mantener en condiciones de seguridad los pozos y sondeos y ha pedido la colaboración ciudadana para que se comunique al Ayuntamiento y a la Confederación de Hidrográfica del Segura (CHS) la existencia de este tipo de instalaciones abandonadas o peligrosas. El bando tiene como finalidad facilitar la detección y sellado de pozos abandonados para dotarlos de las debidas condiciones de seguridad.



Para ello se pone a disposición de los ciudadanos números de teléfono y correos electrónicos donde dar cuenta de su localización y estado, bien a través de los servicios de Policía Local del Ayuntamiento de Cartagena en el 968 128877 o en el correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; o a través de la propia CHS mediante whatsapp en el 679 448 050 o en el correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

La alcaldesa ha recordado que todos los pozos y sondeos deben estar debidamente señalizados, y dotados de las medidas de seguridad necesarias para evitar la caída de personas y animales en la forma que determine la administración competente en función de su ubicación y características; y que aunque su seguridad es una obligación de los propietarios y titulares, la responsabilidad moral corresponde a todos los ciudadanos, aplicando el sentido común y colaborando para evitar el acceso a los mismos y advirtiendo de su existencia para que no se produzcan accidentes.