El Ayuntamiento activa la preemergencia ante los avisos de fuertes incremencias climáticas

El consistorio de Cartagena ha activado el Plan de Emergencia municipal en su fase de preemergencia ante los avisos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) de fuertes vientos, oleaje y lluvias en el municipio de Cartagena. En concreto, hoy miércoles hay activo hasta las nueve de la noche un aviso amarillo por rachas de viento que podrían llegar hasta los 70 kilómetros por hora y con olas de hasta 3 y 4 metros de altura. Pero las perores previsiones se esperan para el jueves por fuertes precipitaciones, viento y tormentas. Hay activo un aviso naranja entre las cero y las seis de la mañana, y otro aviso rojo a partir de esa hora hasta las seis de la mañana del viernes, con lluvias de hasta 70 litros en una hora y de hasta 200 en 12 horas.



Durante esta fase de preemergencia el personal de Bomberos se encuentra localizado mientras que del servicio municipal de Protección Civil patrullarán carreteras, cabeceras de las ramblas y punto conflictivos, para alertar de cualquier tipo de incidencia que pudiera producirse.

Desde la Concejalía de Infraestructuras se ha localizado al personal necesario para tener disponibles un camiones y palas para retirar obstáculos de la vía pública.

Igualmente se dispone de varios camiones de Hidrogea para limpieza de alcantarillado y personal para de bombeo y telecontrol de la red de saneamiento, así como personal y medios de la empresa concesionaria de limpieza Lhicarsa.


Por su parte, la  Concejalía de Servicios Sociales ha reforzado su protocolo de actuación para la atención a las personas sin hogar y colectivos en situación de exclusión residencial.

A través de él, se buscarán alternativas a aquellas personas y familias que puedan estar expuesta a un riesgo, por no contar con un alojamiento adecuado, mediante la coordinación  con las entidades que forman el Grupo de trabajo de Personas Sin Hogar: Accem , La Huertecica, Hospitalidad Santa Teresa, Cruz Roja y Caritas.

Se trata de un protocolo que se encuentra activado durante todo el año, pero que se refuerza especialmente cuando existe cualquier acción climatológica adversa, como frío, calor o lluvias torrenciales.


Como se recordará desde hace unos días se vienen realizando tareas de prevención de cara a la llegada de la gota fría limpiando y acondicionando los cauces de las ramblas.

También desde este mismo departamento se ha ordenado una limpieza especial durante estos días en las zonas del Paseo Alfonso XIII, Reina Victoria, Ángel Bruna y Juan de la Cosa para retirar las hojas que el fuerte viento ha tirado de los árboles y que podrían provocar atascos en los imbornales del alcantarillado.

Igualmente se han dado instrucciones a la concesionaria Hidrogea que ha inspeccionado y limpiado la red de alcantarillado y las pocetas de los imbornales, así como corroborado el correcto funcionamiento de las estaciones de bombeo y las depuradoras para evitar vertidos.

La concesionaria realiza durante todo el año trabajos de mantenimiento en la red de alcantarillado, que se intensifican en los meses previos a la temporada de lluvias. Uno de los principales problemas de evacuación se produce en esta época debido a la caída de hojas del arbolado. Esta es la mayor causa de obstrucción de los sumideros de diversas zonas de ahí la limpieza especial de calles que se ha realizado por parte de Lhicarsa. En las 64 estaciones de bombeo de que dispone la red municipal, son las toallitas las que generan las principales obstrucciones y averías.

Para la alerta naranja Hidrogea ha preparado  camiones de limpieza de alcantarillado, brigadas de personal con vehículos ligeros para atender los posibles avisos que pudieran surgir y la revisión organizada de las rutas de evacuación de las escorrentías, así como brigadas electromecánicas para atender las estaciones de telemando y los bombeos.


CONSEJOS A LA POBLACIÓN

Desde Policía Local, Bomberos y Protección Civil se estará atento a la evolución de esta previsión de gota fría y se han emitido las habituales recomendaciones a la población, como:

  •     Mantenerse informado en todo momento a través de medios de comunicación y fuentes oficiales
  •     Si es posible no abandonar la casa.
  •     Cerrar puertas y ventanas, principalmente las que den al exterior, dejando abierta una en el lado opuesto al viento, para evitar la presión que se origina.
  •     Guardar o asegure todos los objetos del exterior que puedan ser arrastrados por el viento (toldos, macetas, etc.)
  •     No protegerse junto a tapias, árboles, para evitar el peligro de desprendimientos y caídas.
  •     No trabajar en altura, sin las debidas protecciones.
  •     Colocar en casa todos los productos tóxicos, fuera del alcance del agua
  •     Limpiar el tejado, bajantes y sumideros de cualquier acumulación de hojas o tierra, que obstaculice el paso del agua hasta el alcantarillado
  •     Tener a mano una linterna, radio y pilas
  •     Retirar del exterior de la vivienda, todo aquello que pueda ser arrastrado
  •     No estacionar ni acampar en cauces secos, ni en la orilla de ríos
  •     Evitar circular por carreteras próximas a cauces de ramblas o cruzar por puentes por donde discurre el agua, ante una posible crecida
  •     No cruzar jamás lugares inundados en automóvil ni aunque conozca perfectamente su trazado, avanzar con su vehículo por una carretera inundada o cruzar un puente oculto por las aguas, ya que la fuerza del agua podría arrastrar el vehículo e incluso la carretera puede estar fuera de servicio
  •     Si el vehículo está sumergiéndose en el agua y encuentra dificultades en abrir la puerta, salir por las ventanillas sin pérdida de tiempo.