Información General de Cartagena Sucesos, tribunales y tráfico Deporte Cartagenero
     

 

  

 

 

Apanda celebra su 40 aniversario este mes

Apanda celebra su 40 aniversario. A lo largo de todos estos años el objetivo de la Asociación ha sido, y es, la defensa de los derechos y los intereses globales de las personas con déficits auditivos y el de sus familias, intentando mejorar su calidad de vida e integrarlas en una Sociedad más informada y preparada.


Para lograr este ambicioso objetivo, Apanda no ha dejado de trabajar, formar, informar e investigar en el campo de la Deficiencia Auditiva, ha ido realizando actividades que han tenido una gran repercusión a escala nacional e internacional, siendo pionera en el desarrollo y puesta en marcha de programas informáticos para el tratamiento logopédico, y en la aplicación de avances técnicos y pedagógicos relacionados con dicho tratamiento.

La audición es una de las funciones sensoriales principales, pero lamentablemente, las personas con pérdida total o parcial de audición suelen pasar desapercibidas, su discapacidad es invisible y las barreras que deben superar no son arquitectónicas, son barreras que impiden el acceso a la información y a la comunicación.

Dependiendo del momento de aparición de la pérdida auditiva, del tipo y el grado de la misma, las consecuencias sobre el desarrollo comunicativo y lingüístico de la persona variarán y condicionarán la orientación y el tratamiento audioprotésico y logopédico, que será necesario aplicar en cada caso con objeto de que la persona con discapacidad auditiva pueda desarrollar con mayor facilidad y de manera más natural todas sus capacidades y habilidades cognitivas, comunicativas y lingüísticas, así como acceder a mejores opciones vocacionales y laborales.

Si la pérdida auditiva es severa o profunda y está presente antes del desarrollo del lenguaje oral, tiene importantes consecuencias para el desarrollo de la lengua oral. Así, un niño que no oye bien, no desarrolla bien el lenguaje y por tanto no habla correctamente. Por ello, es necesaria la intervención de un profesional en logopedia.

Y ante esa necesidad, se fueron creando asociaciones de familias de niños con discapacidad auditiva en todo el país en las que, además de compartir información sobre asuntos relacionados con la audición (avances médicos, pruebas, diagnósticos…), poner en marcha acciones encaminadas a la mejora de la calidad de vida de sus hijos… también sirven para estrechar lazos entre familias que comparten problemas, inquietudes y dudas en su día a día.

Una de estas asociaciones es APANDA, la Asociación de Padres de Niños con Déficit Auditivo que nace el 27 de noviembre de 1979, a instancias de un grupo de padres conscientes de todas las vicisitudes a las que tendrían que hacer frente, y liderados por  Luis A. Cervantes Martínez, se organizaron, asociaron y responsabilizaron de llevar adelante el ambicioso proyecto de Apanda.