La gran ilusión del Banco de Alimentos

Voluntarios de la organización benéfica participaron el pasado domingo en la recogida de alimentos que se llevó a cabo durante la inauguración del Belén de la barriada Virgen de la Caridad y cuyo destino será repartirlo entre las familias más vulnerables. El objetivo (y gran reto) es conseguir este año llegar a las cien toneladas.