La Comunidad pone en marcha dos nuevos comedores en Cartagena

La consejería de Educación y Cultura ha puesto en marcha dos nuevos comedores escolares en el municipio que dan servicio a 130 alumnos de los centros Feliciano Sánchez y José María Lapuerta. Con estas dos nuevas aperturas, en todo el municipio son ya 26 los centros escolares que disponen del servicio de comedor, en los que se atiende a unos 1.500 alumnos diariamente, además de los que utilizan de forma ocasional el servicio.


La consejera de Educación y Cultura, Esperanza Moreno, visitó hoy las instalaciones del nuevo comedor del centro José María Lapuerta, donde destacó que con la puesta en marcha de los dos nuevos comedores en Cartagena, “se cubre la demanda de los centros y las familias, además de facilitar, como servicio complementario educativo, la prestación del apoyo necesario para la conciliación de la vida laboral y familiar”.
 
Con estos dos nuevos comedores escolares en centros de Cartagena, la Consejería ha puesto en funcionamiento este curso un total de seis. Los anteriores están localizados en los colegios José Marín, de Cieza; San Pío X, de Murcia; Nuestra Señora de las Mercedes, de Puebla de Soto (Murcia); y Nuestra Señora de la Encarnación, de La Raya (Murcia). “Cerca de  la mitad de los centros de la Región disponen ya de este servicio en este curso escolar, con lo que se alcanza la cifra de 234 comedores que dan servicio a unos 20.000 alumnos”, según explicó la consejera.


 
La inversión realizada para la puesta en marcha este curso de los seis comedores asciende a 230.000 euros que, junto con la adquisición de equipamiento necesario para el funcionamiento del resto de comedores de la Región, ha supuesto una inversión superior a los 300.000 euros.
 
El número de alumnos del servicio de comedor también se ha incrementado en los  centros que no disponen de un número suficiente de comensales para disponer de su propio comedor escolar, por lo que por cercanía a otros centros comparten el servicio de comedor escolar, como ocurre en el caso de San Pedro del Pinatar, en el que el colegio Las Lágrimas ofrece el servicio a otros centros del municipio. O también en Cartagena, donde el colegio Vicente Ros recibe en su comedor a alumnos comensales del colegio Cuatro Santos; y del colegio San Isidoro, de El Algar, al que asisten los alumnos del colegio Virginia Pérez.
 
Según Moreno, “ésta es una forma de rentabilizar el servicio complementario, tan demandado, que refuerza a su vez la cooperación entre los distintos centros y sus respectivas comunidades escolares”.
 
Para el próximo curso, la Consejería de Educación y Cultura continuará con la puesta en marcha de nuevos comedores en centros educativos de toda la Región, respondiendo así a la demanda de los propios centros para poder ofrecer este servicio a todas las familias que lo puedan necesitar. Según las previsiones de la Consejería, en el curso 2020-2021 comenzarían a dar servicio de comedor una decena de centros escolares.
 
Por otro lado, la consejera recordó que la Comunidad destina un presupuesto de casi cuatro millones de euros a las ayudas de comedor, “lo que supone que cerca de 5.000 escolares puedan beneficiarse de estas ayudas”.


* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía, con excepción de la entradilla del artículo

FOTOS AYUNTAMIENTO DE CARTAGENA

Galería de Imágenes.