Las grandes competiciones de póker presencial en España vuelven a esquivar Murcia en el 2020

Las celebraciones navideñas han quedado atrás y con ellas las cenas familiares, los regalos y los tan ansiados sorteos de lotería, que este año dejaron un pequeño pellizco en Cartagena. Superada esta etapa, los españoles se enfrentan a la tan temida cuesta de enero y se comienza a poner en marcha la maquinaria para los próximos eventos marcados en rojo en el calendario.



No habrá que esperar demasiado, eso sí, ya que el carnaval está a la vuelta de la esquina, tanto que desde el 15 de enero ya se pueden adquirir las entradas para todos los actos que se llevarán a cabo en el pabellón Wssel de Guimbarda entre el 14 y el 17 de febrero.



Uno de los ámbitos que aprovecha enero para dar el pistoletazo de salida a sus eventos de carácter anual es el deportivo. En los últimos años la Región de Murcia ha acogido diversas pruebas o etapas de competiciones a nivel nacional, pero si hay un deporte que esquiva sistemáticamente nuestra comunidad ese es el mental. Para quien no esté familiarizado con el término de “deporte mental”, cabe señalar que bajo esta etiqueta se engloban diferentes disciplinas que se caracterizan por potenciar el ejercicio mental en lugar del físico. En este grupo de disciplinas encontramos el ajedrez, el go, el bridge o el póker, este último considerado como tal por la Asociación Internacional de Deportes Mentales (IMSA) en 2010.



De todos ellos, el póker es el más popular en nuestro país gracias, en gran medida, al auge del juego online. Esta explosión del juego a través de internet -del que ya han salido grandes jugadores a nivel mundial como el madrileño Adrián Mateos- ha sido posible de la mano de grandes compañías que operan con licencia a nivel internacional y que ofrecen a sus usuarios una gran variedad de juegos de póker en sus diferentes disciplinas, así como una nutrida oferta de ocio compuesta por otros juegos de casino como la ruleta, el blackjack o las máquinas tragaperras o slots. Estas últimas, de hecho, han registrado un espectacular aumento en su incidencia en nuestro país, con una subida del 11% en el segundo trimestre de 2019 según el último informe de la DGOJ.



El incremento en el número de jugadores de póker ha hecho posible que a lo largo de toda la geografía española se organicen torneos de carácter presencial que permiten a sus participantes medir sus habilidades contra otros jugadores, ya sean profesionales o amateurs. En este sentido, las dos competiciones españolas más longevas de esta disciplina mental son el Campeonato de España de Póker (CEP) y el Circuito Nacional de Póker (CNP). Ambos han presentado ya su programa para este recién estrenado 2020 y, un año más, los jugadores cartageneros tendrán que desplazarse fuera de la comunidad si desean participar en alguna de las etapas programadas, pues ninguna de ellas tiene previsto desarrollarse en Murcia.



De los dos, el que cuenta con una mayor trayectoria es el CEP. El pasado 2019 cerró su decimocuarta edición con un récord de participación, superando los 4.000 jugadores, lo que le permitió ampliar la bolsa de premios y otorgar 5 patrocinios más para la edición de este año. Es interesante tener en cuenta que el CEP es el torneo que más ha variado el número de sus etapas, aunque generalmente la localización de las mismas se ha mantenido similar en todas las ediciones. Así, para este 2020 el CEP tiene programas un total de 6 paradas, dos de ellas en territorio catalán. La competición decana del póker español arrancará el próximo 7 de febrero en Barcelona, en donde se desarrollará su etapa inaugural hasta el 16 del mismo mes. Tas su paso por la Ciudad Condal, el torneo pondrá rumbo al País Vasco para celebrar su segunda parada en San Sebastián, del 6 al 10 de mayo. Para llegar al ecuador de la competición habrá que esperar al verano, siendo la Comunidad Valenciana la escogida para su tercera etapa. Esta es la parada más cercana para los jugadores murcianos ya que se llevará a cabo en Alicante, del 8 al 12 de julio. En septiembre el CEP viajará a la capital, del 2 al 6, mientras que en octubre regresará de nuevo al sur en su penúltima parada, que tendrá lugar en Marbella del 21 al 25 de octubre. Rozando el final de año se celebrará la gran final que tendrá lugar en el majestuoso casino de Peralada, de nuevo en Cataluña.



El CNP, por su parte, alcanza este 2020 su noveno año de vida y para celebrarlo ha incluido un par de cambios en su organización. Una de las grandes novedades del torneo, que el pasado 2019 congregó a cerca de 8.000 jugadores, es el regreso al modelo de gestión bajo un director de torneos, figura que permite la implementación de un criterio unificado en las diferentes etapas de la competición.


Por otra parte, el torneo también incluye en su novena edición una localización inédita, de nuevo alejada de la comunidad. Sevilla ha sido la ciudad escogida por los organizadores para celebrar la tercera de las cinco etapas del torneo, la cual se llevará a cabo del 15 al 21 de junio. Antes de pisar tierras hispalenses, el CNP dará el pistoletazo de salida en la ciudad de Valencia en el mes de febrero, del 17 al 23, para más tarde poner rumbo a Málaga, en donde se celebrará la segunda etapa, del 20 al 26 de abril. Superadas las dos paradas andaluzas, la competición recalará, como el CEP, en Alicante, del 7 al 13 de septiembre. La segunda etapa en suelo valenciano vuelve a ser la opción más viable en términos de proximidad para los jugadores murcianos. Tras ella, el CNP encarará su gran final en Madrid en el mes de noviembre, del 16 al 23.


Como vemos, los dos torneos más importantes de póker en España presentan fechas y localizaciones similares, aunque ninguna de ellas en la Región de Murcia. La escasa variación en el itinerario de ambos torneos de una edición a otra es uno de sus puntos débiles y obliga, casi de manera sistemática, a aquellos jugadores que no pueden costearse el viaje hasta estas localizaciones a buscar alternativas para poder competir, siendo los torneos online los grandes beneficiados de esta problemática.