Alertan de que las empresas del metal precisan urgentemente material de protección y suministros

La Federación Regional de Empresarios del Metal de Murcia (FREMM) denuncia que, debido a la falta de suministro de protección, muchos trabajadores se ven obligados a trabajar durante el 'Estado de alarma' sin EPIs, además de que el temor al contagio está generando mucho absentismo laboral.

La Federación Regional de Empresarios del Metal de Murcia (FREMM) tiene constancia de que las empresas del sector del metal, autorizadas para ejercer su actividad durante la crisis sanitaria por el COVID-19, atraviesan serias dificultades para ofrecer sus servicios con garantía para la salud de sus clientes y trabajadores, al carecer de equipos de protección individual (EPIs).

Constata a su vez que la actividad comercial es escasa por el cierre escalonado de obras, por el desabastecimiento de mercancías y por que los clientes particulares apneas demandan sus servicios   como medida preventiva por el Covid-19..

Esta situación se vive de manera más intensa en las empresas de talleres de reparación de vehículos y de instalación y acabado de obra, donde se enmarcan los servicios relacionados con frío y calor, renovables, electricidad y fontanería, entre otros.  

Asimismo, FREMM comprueba que cada día crece más el sentimiento entre los empresarios afectados de que se está poniendo en riesgo la salud de sus profesionales y de los ciudadanos ante los impedimentos externos existentes para poder desarrollar con normalidad sus actividades.

A la situación anterior, se suma que las empresas instaladoras encuentran cada vez más  obras cerradas por decisión de sus clientes y que la demanda de servicios particulares es prácticamente nula porque no se solicitan sus servicios por miedo al contagio del virus COVID-19, y alertan que, por la naturaleza de sus actividades, es imposible guardar las distancias mínimas de seguridad en la mayoría de las ocasiones.

Por otra parte, en las empresas se está detectando un alto nivel de absentismo laboral ante el miedo de los empleados de acudir a sus puestos de trabajo, situación agudizada más aún cuando la empresa se ve imposibilitada de facilitar los EPIs por no encontrarse disponibles en el mercado.

FREMM recuerda que la prioridad en este momento es proteger la salud de todos los ciudadanos. Para ello, hay que limitar lo máximo posible la propagación del virus y el colapso del sistema de salud,  extremando el cuidado de nuestro personal sanitario.
* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía, con excepción del titular y de la entradilla del artículo