• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7

 

  

 

 

Exigen 'mano dura' para quienes destruyen el patrimonio histórico y natural

La coalición de Podemos, IU y Equo considera una “auténtica aberración” lo ocurrido con las roturaciones ilegales en el yacimiento íbero de Los Camachos, exige a las administraciones que actúen con celeridad y con todo el rigor de la ley y pide un incremento de los recursos y controles para poner fin a la “permanente devastación y abandono del patrimonio histórico y natural de Cartagena”.

Tras hacerse público por medio del periódico La Verdad que un yacimiento íbero en el Cabezo Ventura Pequeño, cerca de Los Camachos, ha sido roturado ilegalmente, con daños graves al patrimonio histórico y a diversas especies protegidas, desde Unidas Podemos IU Equo han calificado el hecho como una “auténtica aberración que no puede quedar impune”, por lo que han exigido a las administraciones que actúen “con todo el rigor que permite la ley, aplicando con celeridad las multas que correspondan, actuando de manera ejemplar contra quienes devastan y arrasan nuestro patrimonio histórico y natural, que ya está suficientemente golpeado”, según declaró Pilar Marcos, portavoz del grupo municipal.
 
La edil ha insistido en la necesidad de “terminar con este goteo permanente de agresiones contra nuestro entorno”, para lo cual ha propuesto un “(...) incremento sustancial de los recursos destinados a proteger el patrimonio y el medio ambiente. Aumentar los controles, los inspectores medioambientales del Ayuntamiento, el personal del SEPRONA y los agentes forestales de la CARM. Mejorar la tramitación de las sanciones, incrementar las cuantías que se imponen, evitar que queden en los cajones y, sobre todo, concienciar al conjunto de la ciudadanía cartagenera de que el patrimonio común hay que cuidarlo entre todos.”
 
Marcos ha finalizado subrayando que “hace falta un cambio de mentalidad, en la gente y en las propias administraciones. Esto no se soluciona únicamente con multas sino que tenemos que entender de una vez por todas que este tipo de actuaciones nos afectan a todos, que cada vez que se daña nuestro ecosistema estamos perdiendo calidad de vida, riqueza, historia, salud y biodiversidad... Es decir, estamos perdiéndonos a nosotros mismos”.
* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía, con excepción del titular y de la entradilla del artículo