Despedida desbordada de cariño a las 'últimas monjas Burdeos'

La parroquia de San Isidro de Los Mateos acogió el homenaje que vecinos y colectivos tributaron a las hermanas Consuelo, Petri e Isabel, las tres últimas monjas de la Sagrada Familia de Burdeos.

Noticia relacionada: Las monjas de Burdeos cierran su casa en Los Mateos

Con numerosos asistentes, teniendo en cuenta las normas de distanciamiento impuestas por la pandemia del coronavirus, acudieron a la iglesia para mostrar su cariño a las hermanas en un acto que se desarrolló en el alta, bajo la imagen del Cristo Moreno de Los Mateos.



Las hermanas de esta congregación católica han trabajado por la integración en el barrio durante cuatro décadas, siendo maestras, consejeras y voluntarias de personas de todas las clases sociales, estando siempre dispuestas a ayudar cualquier vecino que se lo solicitase. La casa fue abierta por la hermana Nieves (jubilada en 2019) hace cuarenta años y Consuelo, Petri e Isabel las últimas en desplegar esa solidaria labor.