Guerra a las ratas

La adopción de medidas para poner fin a la proliferación de roedores en el municipio de Cartagena, fue el tema clave de la reunión técnica de desratización celebrada en el Palacio Consistorial, tras la que Sanidad anuncia que refuerza sus servicios, siendo objetivos principales las actuaciones en parques y jardines. Los agricultores también colaborarán en esta labor.

Presidida por el teniente de alcalde y concejal del Área de Sanidad, Manuel Padín, a la misma asistieron a técnicos del área de Descentralización, Sanidad, Infraestructuras, Parques y Jardines, miembros de la Policía Local y personal de las empresas de desratización del municipio y de Hidrogea.

"Nos enfrentamos a un verdadero problema que no es solo una cuestión municipal, sino que afecta a nivel global. Hemos celebrado esta cumbre para poner en marcha de forma inmediata todas las medidas adoptadas, aunque todos los servicios y concesionarias han estado trabajando en el control de los roedores de forma constante, como con otras plagas", manifestaba el teniente de alcalde.

En este sentido, el edil explicaba que van a "reforzar todos los servicios para cortar su proliferación cuanto antes, poniendo el foco en zonas donde hemos visto más asentamientos de roedores, como son parques y jardines". Padín señalaba que se trata de lugares que utilizan familias y menores para su ocio, "por lo que todas las medidas que adoptemos serán con la máxima seguridad para que no haya intoxicaciones ni problemas derivados de los tratamientos".

Entre otras acciones está el incremento de actuaciones de las concesionarias municipales, con nuevos cebos y raticidas; así como una campaña informativa con consejos a los ciudadanos para evitar la proliferación de los roedores, como el depósito seguro de basuras en contenedores y no en la vía pública.

Los agricultores también se han comprometido a una colaboración estrecha para evitar acumulación de restos de plásticos y de cosechas en los campos que puedan generar focos de ratas que más tarde se desplacen a los núcleos urbanos en busca de comida.
* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía, con excepción del titular y de la entradilla del artículo