Convenios con Cartagena y San Javier para construir el nuevo carril bici de La Manga

El consejo de gobierno de la Comunidad Autónoma ha autorizado la celebración de sendos convenios entre la Consejería de Fomento e Infraestructuras y ambos ayuntamientos para la ejecución de un proyecto que supondrá una inversión total de 1.224.251 euros.


Esta actuación se enmarca en la estrategia regional ‘La Manga 365’, cofinanciada al 80 por ciento por el Fondo de Desarrollo Regional (Feder) y el resto por la Comunidad, dentro de la línea ‘La Manga se mueve’.

El acuerdo establece que la Comunidad se hará cargo de la ejecución de la obras, mientras que los ayuntamientos cederán los terrenos para su construcción, además de encargarse del mantenimiento de la infraestructura una vez concluya su construcción.

Este nuevo carril bici, que discurrirá por los términos municipales de Cartagena y San Javier a través de la avenida principal Gran Vía de La Manga, conectará con el mar mediante itinerarios urbanos amables y contará con puntos de intermodalidad para enlazar con otros medios de transporte. El trazado tendrá una longitud de 18 kilómetros y desde él se accederá a los lugares más emblemáticos de La Manga y a sus espacios naturales y de ocio.

Esta actuación impulsada por el Ejecutivo regional mejorará la sostenibilidad de la movilidad urbana en La Manga y contribuirá a reducir el número de vehículos que circulan por la Gran Vía, lo que mejorará la seguridad y reducirá los atascos, uno de sus principales problemas.

El itinerario ciclista comenzará a la entrada de La Manga, desde el punto kilométrico 0,0 del municipio de Cartagena, y continuará hasta el final, en el kilómetro 18, en el término municipal de San Javier. El nuevo recorrido permitirá realizar una mejora integral de los tramos de carril bici que ya existen en La Manga, al dotarlo de un pavimento homogéneo y mejorar su traza para una mayor seguridad de los ciclistas.

Este recorrido se apoyará en las aceras y carriles bici existentes para ofrecer una red continua y segura que atraiga a un mayor número de usuarios en este enclave tan especial. En un primer tramo discurrirá en ambos márgenes de la vía y a partir del kilómetro 4,100 circulará por la margen derecha.

El carril bici tendrá un pavimento ‘slurry’ superficial que tiene propiedades antideslizantes y ofrece una mayor resistencia a los rayos ultravioletas, los cambios climatológicos y al tránsito de vehículos de bajo peso. Se mejorará también su señalización mediante diferentes elementos de balizamiento para separarlo del tráfico motorizado, consiguiendo la delimitación física, que ofrece mayor seguridad.
* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía, con excepción del titular y de la entradilla del artículo