La hostelería y el deporte autonómico, los más afectados

La implantación nacional del Estado de Alarma, con 'toque de queda', y las medidas que añade el gobierno autonómico repercutirán en diversos sectores a nivel económico y en cuanto a volumen, serán decenas de miles de deportistas no profesionales los que vean paralizada su actividad. La asociación de hosteleros de la Región no han visto atendida su petición de que el inicio del 'toque de queda' se retrasara a la medianoche. En el capítulo de tradiciones, la Semana Santa vuelve a estar amenazada. 


Las irresponsabilidad de unos pocos la van a pagar muchos. La frase vuelve a corresponderse con la nueva situación generada por la pandemia del coronavirus. Tras el Estado de Alarma implantado por el Gobierno de España, con 'toque de queda' entre las 23 horas y las 6 de la madrugada, más las restricciones que añade el Gobierno regional, la situación va a afectar a muchas personas en la Región de Murcia y, por supuesto, en nuestro municipio.

Además, como es obvio, el 'efecto dominó' generará que los problemas económico que suscite en unos sectores afecten a otros con los que están relacionados. El sector hostelero es el que tiene más papeletas deficitarias con el inicio de la prohibición de estar fuera de casa a partir de las once de la noche. Desde Hostemur se pedía un retraso a la medianoche, "para que diera tiempo para acoger cenas, pues de no ser así serán menos cenas y más despidos", indicaban. Finalmente su petición no se ha atendido.

También llama la atención que el presidente autonómico López pida por un lado un 'confinamiento voluntario' al pedir a todos que se queden en casa y por otro invite a adaptarse a los horarios para ayudar a la hostelería. Así nos lo apunta un hostelero, remarcando que una cosa "son las palabras bonitas y otra los hechos en forma de medidas que nos van a terminar de hundir", ha indicado en un correo electrónico enviado a estar redacción.

En cuanto a volumen, destaca el deporte autonómico no profesional. El consejero Manuel Villegas no ha sido muy claro en la rueda de prensa y ha dicho que se suspendían las actividades deportivas no profesionales, pero, quizás porque no está muy versado en el deporte, al parecer se refería a las no profesionales de carácter autonómico, con lo que, por ejemplo, sí pueden seguir compitiendo los equipos de fútbol de Segunda B, Tercera División y Liga Nacional juvenil o el conjunto de voleibol de El Algar, por poner unos ejemplos, mientras que se paralizarían entrenamientos y calendarios (iban a empezar en noviembre) de Preferente de fútbol, ligas de baloncesto sénior y todas las categorías de base, además de las escuelas de los diferentes deportes. Estaríamos hablando de miles y miles de deportistas de muy variadas edades, lo que también supone un impacto social, lo que puede generar que muchos chavales y jóvenes opten por dejar la práctica deportiva.

En lo referente a otros sectores, las medidas afectarán al cine, pero no parece que ocasionen mucho trastorno a otros como los mercadillos o comercios, entre otros locales, pues la gran mayoría tienen muy limitado el acceso al interior desde hace mucho tiempo. Sí frena la reactivación de locales sociales en municipios como el de Cartagena, en el que son referencia de actividad de ocio social fuera de la ciudad. En cuanto a tradiciones, esta medida pone en jaque la celebración de procesiones en 2021. 

El objetivo es reducir el impacto sobre la salud que está teniendo el Covid-19 acabando con el 'botelleo' y el ocio nocturno, además de mutilar las reuniones familiares, de amigos y otras sociales. Una vez más, no hay medidas sin 'sacrificados'. En principio, las restricciones autonómicas son para 14 días, pero prorrogables.