Un libro recoge el vínculo de la Hospitalidad Santa Teresa con Cartagena

El libro 'La Hospitalidad Santa Teresa en la Historia de Cartagena 1916 – 2016', de Francisco José Franco Fernández, hace un repaso a la historia de la institución y a su vinculación con Cartagena. 


La presentación del libro contó con la presencia en la mesa de; Ana Belén Castejón (Vicealcadelsa), Mª. Luisa Martínez (Directora del centro), Vicente Villa (Presidente de La Hospitalidad) y el autor, Francisco José Franco, que "se trajo a sus cronistas para que hablaran bien de él y su obra". Efectivamente, se dio la feliz coincidencia de poder ver (y lo que es más importante, escuchar), a los cuatro cronistas de nuestra ciudad en un mismo acto, algo nada habitual.


Como anfitriona, comenzó el turno de intervenciones María Luisa Martínez con unas palabras de bienvenida y de agradecimiento al autor por la elección de la UNED como lugar de presentación de tan entrañable obra. A continuación tomó la palabra Ana Belén Castejón, que como vicealcaldesa, agradeció la labor de La Hospitalidad y narró como le marcó el poder comprobar su labor de primera mano. Vicente Villar, actual presidente de La Hospitalidad, realizó un breve recorrido por la historia de la Fundación y como sus funciones han ido cambiando conforme a las nuevas necesidades sociales. Relató como surgió la idea de hacer el libro con motivo del centenario y agradeció al autor, y a todos los que habían hecho posible la edición de la obra, su labor. Igualmente tuvo palabras de gratitud hacia la UNED por prestar sus instalaciones y medios para la presentación.


Tomó la palabra el autor  y comenzó el espectáculo, en el mejor y más divertido sentido del término. Tratando de hacer un resumen de la historia de Cartagena desde comienzos del siglo XX, teniendo como referencia La Hospitalidad, sus compañeros cronistas se fueron dando el relevo conforme se pasaban etapas históricas, y digo bien "tratando", por que el resultado fue muy distinto y creo que por ello, inolvidable. Bromas, "reproches", risas, "salidas de guion", y sobre todo mucho cariño al autor y mucha complicidad la que demostraron tener "Los 4 Fantásticos".


Se contó con la actuación de la coral Magister que intercaló un breve pero magistral repertorio de piezas entre los "rifirrafes" de los cronistas, en el que no pudo faltar la "Flor Marina" que coreo, con mucho gusto, todo el público a petición de su director.