El PP denuncia el abandono del Parque de la Rosa

El Grupo Popular presentará en el Pleno municipal una moción para instar al Gobierno a solucionar el mal estado que presenta el Parque de la Rosa, “farolas rotas, parques infantiles destrozados, jardines en mal estado y el suelo con grandes socavones que ponen en peligro la seguridad de los ciudadanos”, ha denunciado el concejal popular Diego Ortega.


Ortega ha explicado que “El Parque de la Rosa se encuentra en un estado lamentable que responde a dos años de total abandono por parte de López y Castejón. No realizan labores de mantenimiento y han dado lugar a que el parque sea utilizado por los jóvenes para hacer botellones por la noche y realizar actos vandálicos”.

En este sentido, el concejal popular ha dicho que “la puerta del parque no se cierra por las noches como siempre ha hecho la policía local y está provocando molestias en los vecinos, por un lado, por el ruido de las personas que se congregan por la noche, y por otro lado, por la inseguridad que da el parque al estar en total oscuridad. Solo una farola funciona.”



“Los juegos infantiles están destrozados y los socavones del parque suponen un peligro para los niños que juegan en él. El Gobierno tiene la obligación de mantener los espacios de recreo de los cartageneros pero, sobre todo, tiene que garantizar la seguridad de los más pequeños. Mucho darse golpes de pecho con Cartagena pero la están dejando hecha un bancal”.

Ortega ha lamentado que “López y Castejón han olvidado sus obligaciones, centrados en mandarse burofax, y esta dejación de su funciones y falta de mantenimiento va a suponer que los cartageneros tengamos que hacer una mayor inversión para solucionar las numerosas deficiencias de uno de los principales parques de la ciudad”.

El concejal popular ha dicho que este es un ejemplo más de las numerosas denuncias realizadas por el Grupo Popular por la situación de los parques y jardines del todo el municipio. “Vayas por donde vayas, en Cartagena, sus barrios y diputaciones, los parques están sumidos en el más triste abandono”.