La Virgen de los Dolores más cercana

La Patrona del populoso barrio de Cartagena cierra los actos del ochenta aniversario de la llegada de la imagen con una misa enriquecida por coros y danzas, un inusual besamano y la tradicional procesión por su pueblo. La hermandad de la Virgen nombró madrina a Benicasia Bas. GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)


Hace ochenta años, en 1939, llegaba a Los Dolores una talla de la Dolorosa creada por Sánchez Lozano y que venía reemplazar a la imagen destruída por milicianos durante el conflicto bélico español. Este año se celebra el ochenta aniversario, con un programa centrado en la iglesia de la Patrona dolorense, que tuvo como una jornada final muy activa para la Patrona.

La imagen, con motivo de su cumpleaños, fue bajada a la altura del altar durante la celebración de la eucaristía oficiada por José Abellán, vicario episcopal de Cartagena, junto con los sacerdotes José Joaquín Coma y Antonio José Palazón, párroco del barrio. La misa, en la que se llevo a cabo la bendición del nuevo estandarte de las damas de la Virgen, fue enriquecida por las voces y los bailes de los coros y danzas de Los Dolores, culminando con el canto del himno de la Virgen. Asistió como representante muncipal la edil Mercedes García.



A su conclusión, Salvador Vázquez, como hermano mayor de la hermandad de la Patrona, llevó a cabo la entrega de medallas a los nuevos hermanos y la distinción como madrina de Benicasia Bas Lorente.

El siguiente capítulo fue novedoso, pues no es habitual el acto del besamano a la imagen, el cual se llevó a cabo con una masiva participación de los asistentes que habían llenado el aforo de la iglesia durante la misa. La ocasión de tener a la Patrona a ras de suelo también generó que muchos quisieran aprovechar para captar fotografías junto a la talla.

Por la tarde, a las ocho, se puso en marcha la procesión. Aquí también hay que destacar la importante presencia de vecinos en una comitiva encabezada por el párroco (Antonio José Palazón), el hermano mayor de la hermandad, el pregonero del 80 aniversario de la llegada de la imagen (Ángel Valverde) y la presidenta de la Junta Vecinal de Los Dolores (Julia Otón). No estuvo concejal alguno del Ayuntamiento. El capítulo musical correspondió a la Unidad Musical Cartagonova.    

La imagen efectuó un recorrido por calles interiores del barrio, con Julián Quiñones Hernández y Fulgencio Bernal como capataces, hasta llegar poco antes de las diez a la puerta de la Iglesia, donde los asistentes cantaron la Salve, sonó el himno de España y el trono fue levantado “¡al cielo!”. Después, tras entrar y salir al menos cuatro veces, la Patrona regresó al interior de su templo, donde nuevamente se le cantó y fue levantada por los costaleros.

Tres apuntes, por último, que reseñar. Primero, faltan voluntarios para llevar a hombros a la Virgen. Esta vez era muy evidente en la zona trasera esa carencia. Segundo, el paso de la procesión permitió comprobar el problema de vecinos de algunas calles que, según nos contaron, llevan varios días sin alumbrado público. Y tercero. La procesión esta vez no fue por su calle principal. Cuando lo ha hecho otros años, la comitiva va por un carril mientras que por el otro pasan coches. Es muy peligroso y vemos bien que no se repita, pero pienso que la Patrona bien merece pasar esos veinte minutos por la calle principal, como sucede en tantos pueblos, por lo que para próximos años se deberían elevar la presencia de agentes policiales (con dos no basta) y montar un dispositivo para que durante ese tiempo el tráfico no pase por ese lugar.