Masiva solidaridad cartagenera en 3D

Más de un centenar de vecinos están utilizando sus impresoras de tres dimensiones para crear viseras de protectores faciales, que luego se envían a los hospitales donde se ensamblan con las pantallas producidas en otros lugares por el mismo sistema. "El derroche de solidaridad altruista es grandísimo, pues además también son muchos los que aportan material para esas impresiones", indica el coordinador de zona.


CoronaviursMakers.org es una ONG (Organización No Gubernamental) surgida con el propósito de ayudare en la actuación situación de alarma sanitaria (pinchar aquí). Integrada por más de diez mil 'makers', con se autodefinen, se coordinan por la plataforma Telegram para crear mascarillas, respiradores, cabinas... "Somos voluntarios trabajando desinteresadamente y no pedimos dinero", proclaman quienes llevaron a cabo la propagación de la existencia de esta iniciativa a través de hacer 'ruido' en redes sociales.

La cúpula de esta ONG tiene una relación directa con Sanidad, que le comunica qué productos de protección son los que hay que producir. A partir de ese conocimiento, se coordina, de forma piramidal, toda la red de voluntarios distribuidas por todo el territorio nacional, de las que la Región de Murcia cuenta con ocho grupos, uno de ellos en Cartagena, que abarca a este municipio junto a La Unión y parte de Mazarrón. Asier Álvarez, gerente de la empresa cartagenera Fluid3D (pinchar aquí), es el que coordina (con vinculación a la UPCT) este área del sureste español, de donde indica que, actualmente, la zona de Cartagena reúne a más de un centenar de personas y que a nivel regional hay más de ochocientos cincuenta voluntarios. "La recogida de objetos producidos comenzó el viernes día 20 y lo cierto es que se ha llegado a cifras espectaculares de voluntarios, algunos con varios equipos 3D", expone Asier Álvarez.

CoronaviursMakers.org da a conocer qué piezas tienen que elaborar cada zona. En Cartagena, la producción se ha centrado en las viseras de las pantallas de protección fácil. Una vez terminadas, se entregan en el el CEEIC del Polígono Cabezo Beaza o en el Rectorado de la UPCT, "y se avisa a los hospitales, que acuden a recogerlo, para después ensamblar esta pieza a las pantallas y formar el protector, el cual esterilizan, para después proceder a su reparto", explica Asier Álvarez, indicando que este proceso se está llevando a cabo con los hospitales del Rosell, Santa Lucía y Los Arcos del Mar Menor.

"Es un producto simple y económico, pero que cubre perfectamente la cara cuando el que la lleva se acerca a una persona que puede ser portadora del Covid-19", explica, indicando que a nivel regional se han creado unas dos mil, de las que una cuarta parte se han elaborado en esta zona. El destino de estos protectores no son sólo sanitarios, puesta también llegará a policías y personal de UVI Móvil, entre otros.

"Aquí no hay objetivos, sino que cada uno hace todo lo que puede de lo que nos indican que es necesario fabricar", apunta sobre una labor tan solidaria como altruista. Asier Álvarez también informa que algunas personas que carecen de impresores 3D ofrecen dinero, "lo que se rechaza, aunque sí pueden adquirir material y entregárnoslo para que lo distribuyamos entre los que producen". También destaca que son muchas las empresas que colaboran donando material, como, por ejemplo, las papelerías y almacenes que donan el plástico de forrar los libros y del que luego surgen las láminas de las pantallas translúcidas. También hay donaciones de filamentos", apunta, para concluir expresando: "Está siendo un derroche de solidaridad grandísimo".

El cartagenero Luisma Ramallo, quien es el coordinadora regional, explica en este vídeo el funcionamiento desde la perspectiva regional: pinchar sobre la imagen