Más de ochenta vídeos domésticos retratan la vida y las costumbres de la Región entre los años 50 y los 80

La web cinedomestico.patrimonio.digital, con motivo del ‘Día mundial del patrimonio audiovisual’, agrupa estas grabaciones caseras (no profesionales), que incluyen una panorámica de la Cartagena, los juegos florales, escenas de Semana Santa de los años sesenta del pasado siglo, las fiestas de San Antón, Cabo de Palos, adecuación del dique de la Curra, La Algameca Chica, Los Urrutias, La Azohía, El Portús, Calblanque, Los Nietos, Santa Lucía, Tentegorra, Mar Menor, Salinas de Marchamalo, Villa Calamari, etc.


La Fundación Integra cuenta ya en su archivo con 84 vídeos domésticos que proceden de colecciones particulares y que reflejan la vida y las costumbres en la Región de Murcia entre las décadas de los 50 y los 80. Estos vídeos están disponibles en la web cinedomestico.patrimonio.digital, y aunque fueron grabados a título privado, se han incorporado al patrimonio audiovisual de la Región para dejar testimonio de esos años.

Por tanto, se trata de documentos audiovisuales grabados mediante equipamiento no profesional y en un contexto familiar, pero que con el paso del tiempo han atesorado un gran interés colectivo al incluir costumbres y lugares desaparecidos o modificados.

Los vídeos plasman, por ejemplo, un recorrido por la bahía de Mazarrón en 1970; una panorámica de la Cartagena de 1967 y otra de Cabo de Palos en 1961; el pantano del Cenajo en 1978; el paseo del Malecón de Murcia en 1970; la bajada de la Virgen de la Fuensanta de 1971; un Entierro de la Sardina de la capital murciana en los años 70 o la vista del castillo de Aledo en 1960.

La grabación más antigua del fondo corresponde a una escena familiar de ocio al aire libre en Villa Calamari (Cartagena), durante los años 50, mientras que la más reciente retrata la Sierra Minera de Cartagena-La Unión desde Llano del Beal, en 1985.

El director general de Estrategia y Transformación Digital, Joaquín Gómez, destacó el papel “fundamental” de este archivo con motivo del Día Mundial del Patrimonio Audiovisual, que, promovido por la UNESCO, recuerda cada 27 de octubre la importancia de preservar ese legado a las generaciones futuras. Así, la Fundación coincide con la UNESCO en la consideración de que estos recursos audiovisuales forman parte de una historia e identidad cultural colectiva.

Gómez afirmó que “para evitar que este patrimonio tan valioso se pierda es imprescindible localizarlo, restaurarlo, conservarlo y difundirlo, y ese trabajo es precisamente el que realiza la Fundación Integra. No queremos que ese material se quede olvidado en un cajón, sino que buscamos ponerlo en valor para que todos los ciudadanos de la Región puedan acceder a él”.

Este archivo cuenta con la colaboración de la Asociación Retrovisor, que recopila los vídeos a través de su iniciativa ‘Memorias Celuloides’. Dicho proyecto recoge imágenes de cine doméstico en formatos de doble 8, super 8, 9,5 milímetros o 16 milímetros, y ofrece la digitalización de forma gratuita.



Proyecto Carmesí para la digitalización de archivos
El archivo de cine doméstico forma parte del proyecto Carmesí, que ha digitalizado ya más de 1,2 millones de documentos históricos para ponerlos a disposición de investigadores, educadores, creadores o ciudadanos en general. Carmesí (Catálogo de Archivos de la Región de Murcia en la Sociedad de la Información) tiene una doble finalidad: la difusión del patrimonio documental de la Región de Murcia y la protección del mismo para asegurar su conservación.

Carmesí se enmarca en el proyecto Patrimonio Digital, gestionado y coordinado por la Fundación Integra y en el que colabora la Consejería de Educación y Cultura a través del Archivo Regional. La iniciativa cuenta con financiación de fondos europeos FEDER y de la Dirección General de Estrategia y Transformación Digital de la Consejería de Presidencia y Hacienda. Todos los documentos digitalizados, una vez descritos y catalogados, están accesibles para su consulta en la página web del proyecto.
* Texto remitido en el que se respeta íntegramente contenido, redacción y ortografía, salvo en el titular y en la entradilla del artículo