• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

 

  

Buscar.

 

 

¡Escolares, a escena!

El Centro Cultural Ramón Alonso Luzzy será el escenario durante el mes de mayo de la XXX Muestra de Teatro Escolar, en la que 19 centros escolares presentarán 20 obras de teatro de géneros variados como comedias o musicales, así como adaptaciones y obras originales dirigidas a un público que abarca desde Infantil hasta Bachillerato. La clausura será el próximo 1 de junio en el Auditorio El Batel.


Los talleres municipales de teatro, impulsados por la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Cartagena desde hace 30 años, tienen como objetivo general ayudar al desarrollo de la expresión verbal y corporal y a estimular la capacidad de memoria y la agilidad mental al mismo tiempo que se mejora la dicción. Este año han participado 405 alumnos y alumnas, que junto a 50 docentes y 4 monitores mostrarán el trabajo realizado durante estos meses.

Los centros escolares que deseen asistir como público deberán solicitar dicha asistencia al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. indicando día y obra que desean ver, curso escolar que asistirá, número de alumnos y número de profesores.

“Con el teatro se aumenta la autoestima, se aprende a respetar y convivir en grupo, a conocer y controlar las emociones, se descubre la disciplina y la constancia en el trabajo además de aprender a desenvolverse ante el público. Son muchos los beneficios de desarrollar este arte y por eso hacemos un gran esfuerzo por acercarlo a todos los colegios”, ha explicado el concejal de Educación, David Martínez.

Desde la concejalía de Educación también ha manifestado que el teatro sirve para reforzar tareas académicas como lectura y literatura, actualizar a los niños en materias como lenguaje, arte e historia; ayudar a su socialización; mejorar su concentración y la atención; transmitir e inculcar valores; promover la reflexión; y fomentar el uso de los sentidos, entre otros aspectos.

“Las clases de teatro son socializadoras y terapéuticas, los trabajos en grupo, los ejercicios psicomotores y el contacto entre los compañeros son la base de la educación dramática. El teatro es un campo inagotable de diversión y educación a la vez y debe ser considerado como una experiencia que se adquiere a través del juego”, ha precisado David Martínez.

Asimismo, ha destacado la inquietud de la comunidad educativa, concretamente la de los padres, “que se implican en la actividad realizando decorados y vestuarios”, así como la del profesorado y los encargados del grupo teatral que “con su trabajo e ilusión logran cada año que el grupo de teatro de su centro escolar culmine con su representación para el público”.

El agradecimiento de la concejalía de Educación también se ha dirigido al grupo de monitores de teatro que “con sus indicaciones, correcciones, adaptaciones y sabiduría escénica, han logrado que esos grupos heterogéneos a principio de curso de niños y niñas y adolescentes sean un equipo con un interés común al final del programa y se sientan orgullosos del resultado final”, han concluido.