Unos doscientos vehículos integran ‘la caravana anti-Celaá’




 

  

 

 

Unos doscientos vehículos integran ‘la caravana anti-Celaá’

Cientos de personas llevan a cabo en Cartagena una manifestación entre el Polígono Santa Ana y la plaza de España contra la nueva ley de Educación que ultima el Gobierno de España.


El punto de salida estaba en la plaza Baden Powell, al final de la avenida Venecia del Polígono Santa Ana, pero la realidad es que era muy poco espacio para albergar decenas de vehículos, por lo que todas las calles que daban a ese lugar también estaban plagadas de los que iban a protagonizar, quizás, la mayor manifestación sobre ruedas que hasta ahora ha acogido Cartagena. Los carteles y los globos naranjas eran factores comunes en los participantes, al igual que el sonido del claxon durante el recorrido. También destacaba una muy buena organización, al igual que en el recorrido, que ha estado bien controlado en todo momento por la Policía Nacional.

Sobre las once y cuarto ha irrumpido la caravana en la antigua N-301, la carretera que en su día era entrada hacia la ciudad. Tras cruzar San Cristóbal y Los Dolores, se ha encaminado por la Media Sala y San Antón hacia la Alameda, culminando en la plaza de España, donde se da lectura a un manifiesto, que va en consonancia con lo que la megafonía móvil iba vertiendo durante el paso de la caravana.

Esta 'movida' ha estado organizada por las principales organizaciones de centros concertados, sindicatos de profesores y asociaciones de padres de Cartagena (Escuelas Católicas, CECE, Cooperativas de educación, FSIE, FEUSO y CONCAPA), constituidos como Plataforma Mas Plurales, que muestran su rechazo frontal contra la nueva ley de Educación propuesta desde el Gobierno de España (LOMLOE), la denominada Ley Celaá, que en estos días continúa con su tramitación parlamentaria. Los partidos políticos PP y VOX han hecho público su respaldo a esta convocatoria.

Los convocantes resaltan que esta ley se está tramitando sin el consenso social necesario para reformas de esta envergadura y en mitad de un escenario económico, social y sanitario tan grave como el actual, lo que permite su desarrollo sin apenas debate o discusión política ni educativa.



Entre otros muchos aspectos, la nueva ley limitará el derecho de los padres a poder elegir el colegio en el que estudiarán sus hijos, que serán distribuidos por el criterio de la Administración Pública en cada caso. Esta decisión legal, junto con otros aspectos conflictivos de la nueva propuesta legal, pretenden relegar a la escuela concertada a un papel subsidiario respecto a la educación pública, y no en un lugar complementario, rompiendo el modelo de educación que lleva funcionando con éxito durante más de 40 años, según indican.



COMUNICADOS DE PARTIDOS POLÍTICOS

El PP demanda una ley educativa consensuada que “premie la libertad de las familias y no que la castigue”

El Partido Popular ha demandado hoy una ley educativa “consensuada con la sociedad civil, la comunidad educativa y los partidos políticos” y que “premie la libertad de las familias, no que la castigue” como hace la recién aprobada Ley Celaá.
 
De este modo, el PP de Cartagena se ha sumado hoy a la manifestación convocada por ‘Más Plurales’ en rechazo a la LOMLOE que ha congregado a familias, profesores y a la sociedad cartagenera.
 
La vicealcaldesa de Cartagena del PP, Noelia Arroyo, ha alertado que la ley aprobada por PSOE-Podemos manda un mensaje muy peligroso  a los jóvenes al permitir  “avanzar con el suspenso” y de esta forma se “avanza hacia el fracaso”, lo que contrasta, como ha indicado la vicealcaldesa, con lo que se defiende desde el PP, “una educación de calidad, en igualdad de oportunidades y basada en la cultura de excelencia en la que se prime el esfuerzo de nuestros jóvenes”.


 
Además, Arroyo ha recalcado que la LOMLOE es una ley que “nace sin consenso y es perjudicial e injusta porque priva a las familias de elegir al centro el centro que quieren educar a sus hijos”.
 
El presidente el Partido Popular de Cartagena, Joaquín Segado ha subrayado que esta ley “ataca a la libertad educativa y a la Constitución Española en su artículo 27” y además “pone en riesgo la continuidad de la educación especial y el modelo de educación concertada, que desde hace décadas está conviviendo con la enseñanza pública”.
 
“Es una ley que se ha hecho a espaldas de profesores y las familias”, ha matizado el líder ‘popular’, quien ha exigido que su retirada y la apuesta por “un modelo educativo basado en la búsqueda del consenso para alcanzar uno nuevo aceptado por la inmensa mayoría”, ha finalizado Segado.