• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7

 

  

 

 

No es un sueño… ¡Es Qart-Hadast!

Cartagena de Hoy acompañó a Asdrúbal Janto en su llegada ante las puertas de Mastia, en su conquista pacífica tras la alianza con el rey Mucro, en su conversación con la ciudad en el cautivador cerro que llevaría su nombre y en su funeral. GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)


Qart-Hadast ha sido fundada. Mastia se ha convertido en el principal baluarte de los cartagineses en Iberia tras la conquista pacífica llevada a cabo por Asdrúbal, quien, entre un sueño y en los debates con sus generales y sacerdotes, optará por no recurrir a las armas y llevar a cabo una alianza con el rey Mucro, con respeto a las señas de identidad de los lugareños.



El escenario del puerto de Cartagena ha sido un marco espléndido para esta representación, habiéndose desbordado las 1.600 localidades, con lo que la asistencia bien rondaría los dos mil espectadores. La cifra también es espectacular en cuanto a festeros que han participado (unos quinientos), muchos surgiendo entre el público, lo que realzaba la complicidad de unos con otros. Respecto la escenario, destaca su longitud (47 metros) en varias alturas y la novedad de dos grandes leones laterales. La puesta en escena, dirigida por José A. Ortas, ha gustado mucho. El guión es el mismo recuperado de la recordada Rosa Juaneda en 2018, esta vez con nuevo acompañamiento épico musical.

El segundo capítulo ha sido la marcha de entrada en la ‘Ciudad Nueva’ (traducción de Qart-Hadast) y el izado por parte de Lola Pérez, sufeta cartaginesa, de las banderas en la plaza del Ayuntamiento. En ese desfile hemos podido ver a la delegación rumana de Arda con vestuario festero y al senador caravaqueño Miguel Sánchez, de Ciudadanos, pero que desde hace unos años en estas fechas se alista con Ilergetes.  

El desfile ha culminado en lo alto del cerro del Molinete, en su día denominado ‘Ara Asdrúbalix’, pues ahí levantaría su majestuoso palacio el conquistador cartaginés. En ese lugar, ya de noche, ha tenido lugar un capítulo mágico por la cautivadora escenas de tonalidades azules y amarillas que se escalonaba en la caída del monte mientras que Asdrúbal entablaba conversación con la alegoría de la ciudad. Geniales en esa interpretación Adrián Vergara Tomás y Sandra Egea López, de las Tropas de Asdrúbal. El fuego ha surgido de las cinco colinas para dar la bienvenida a Asdrúbal en lo que es el inicio de la transformación de la ciudad que lo cautivó.



Este diario no se quedó ahí. Por la noche, en el campamento, tocaba el asesinato de Asdrúbal a manos de un sirviente celta. Esta noche no fue crimen ni participación de Mercenarios Celta, optándose en Tropas de Asdrúbal por celebrar un sepelio con desfile del cadáver entre antorchas arropado por sus guerreros y damas con velo negro para la ocasión. Asdrúbal llegó, vio, venció y murió, pero deja Qart-Hadast como su gran legado para la historia de esta tierra.