La separación de la feria del campamento festero ya es una realidad




 

  

 

 

La separación de la feria del campamento festero ya es una realidad

Las obras de urbanización de los terrenos de Tomás Olivo ya han llegado al espacio donde los feriantes han estado instalados desde 2001, junto a la gran aldea de Carthagineses y Romanos, con lo que ahora surge el problema de encontrar una nueva ubicación tratando que no estén muy alejados de los festejadores.


La feria de atracciones lleva junto al campamento festero desde su origen en las cuatro ubicaciones que ha tenido el recinto de las tropas y legiones de Carthagineses y Romanos, suponiendo una importante fuente de ingresos para la celebración de las fiestas cada mes de septiembre. El campamento está sobre terreno municipal, pero los feriantes ocupaban un espacio propiedad del constructor Tomás Olivo que estaba inactivo hasta ahora. Con los trabajos que han comenzado y que ya han alcanzado ese espacio que ocupaba la feria, el problema que se esperaba ya está aquí.



Lo ideal es que feria y campamento esté próximos, lo que ahora precisa encontrar soluciones alternativas. Una de las opciones que se ha barajado es trasladar el campamento y la feria a otro enclave, pero la gran mayoría de festeros, como reflejó una encuesta llevada a cabo por este periódico, no son partidarios de alejarse del casco urbano, lo que consideran que sería un duro golpe para el futuro de Carthagineses y Romanos. El presidente de la Federación de Tropas y Legiones, José Antonio Meca, ha indicado en varios foros que existe un compromiso municipal de que los festeros sigan en su actual enclave mientras ellos quieran, por lo que ahora surge la pregunta a resolver: ¿Dónde se instalará la gran feria de atracciones?