Los lugares de culto se limitan al 50% de aforo en este nuevo Estado de Alarma

El coordinador Covid-19 de la Diócesis de Cartagena, Manuel Guillén, se ha reunido esta mañana con el director general de Salud Pública, José Carlos Vicente, para concretar cómo afectan las nuevas restricciones establecidas por la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, en este nuevo estado de alarma, a las celebraciones litúrgicas.


Según lo publicado en el Boletín Oficial de la Región de Murcia, se limita el aforo en los lugares de culto al 50 % en espacios cerrados. Con respecto a las ceremonias (bodas y bautizos) quedan limitadas a 30 personas, salvo que «excepcionalmente» tengan lugar dentro de la celebración de la Eucaristía, por lo que «se aplicará el límite de aforo para los lugares de culto».
 
Las celebraciones litúrgicas al aire libre se ajustarán a la limitación de aforo dispuesta en la Orden de 9 de octubre de la Consejería de Salud, «100 personas de aforo máximo, ampliable hasta 300 personas con plan de contingencia y declaración responsable y hasta 400 personas con plan de contingencia y aprobación de la Consejería de Salud».
 
Guillén recuerda a sacerdotes y fieles que se extremen las medidas de seguridad, respetando siempre lo establecido por la administración pública.
* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía, con excepción del titular y de la entradilla del artículo