• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7

 

  

 

 

“Otro consejo asesor de medio ambiente que se olvida del Mar Menor”

Las organizaciones ecologistas no asistirán a la reunión del Consejo Asesor Regional de Medio Ambiente (CARMA) por tercera vez consecutiva ante la falta de interés del Gobierno Regional en que cumpla sus funciones consultivas y de participación, indican, además de que trata de leyes “ya modificadas”.


Nota de prensa:

La Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) y Ecologistas en Acción denuncian la burla del Consejero Luengo, al trasladar la consulta del Decreto-Ley n.º 5/2020, de 7 de mayo, de mitigación del impacto socioeconómico del COVID-19 en el área de medio ambiente, cuando ya ha sido aprobado y publicado.

Las medidas estrella del Decreto suponen reducir los controles y garantías previos a las ampliaciones industriales, reduciendo supuestos y tiempos de evaluación ambiental, y permitiendo que se aumente hasta un 30% sin control alguno el consumo de recursos y la contaminación por vertidos y emisiones. También dejan en manos de los ayuntamientos la evaluación ambiental de los nuevos planes de desarrollo y sus proyectos de urbanización, lo que favorecerá un crecimiento urbano-turístico aún más caótico, descontrolado y a la carta de intereses privados, y sin los necesarios controles ambientales y administrativos.

Mientras tanto, y como se viene haciendo desde la última legislatura, se sigue desmantelando la administración ambiental, colapsada por falta de personal y acumulación de expedientes, derivada de muchos años de pésima gestión, que ahora pretende derivar, en parte, a los Ayuntamientos, que tampoco están preparados para estas transferencias, o de los empresarios, como ha intentado con el ARCA (Agencia Regional de Clima y Medio Ambiente).

La grave situación del Mar Menor tampoco se traslada a la reunión del Consejo Asesor de hoy. Desde que en 2016 comenzara la crisis eutrófica del Mar Menor, el máximo órgano de participación y consulta sobre Medio Ambiente en la Región de Murcia no ha intervenido en la mayoría de iniciativas y normativas que se han puesto en marcha por parte del Gobierno Regional, como la transformación de la Ley de Medidas Urgentes del Mar Menor en Decreto Ley, o el paquete de medidas urgentes que viene anunciándose desde 2019.

Las organizaciones denuncian la falta de diálogo de un consejero de Medio Ambiente obsesionado por atacar al Ministerio para la Transición Ecológica y evadir las responsabilidades de la Comunidad Autónoma ante la grave situación del Mar Menor, y que ha favorecido la descomposición del Comité Científico, que han abandonado muchos investigadores ante el mal funcionamiento del mismo.

Mientras que multitud de espacios naturales y áreas geográficas de todo el Planeta han experimentado notables mejoras en su grado de contaminación, el Mar Menor se encuentra en uno de sus peores momentos, lo que demuestra que no se ha actuado en el origen principal del problema, ni se han tomado las medidas adecuadas a pesar de haber recibido importantes subvenciones por parte de organismos internacionales como la Unión Europea.

Esta misma semana, la Directora General del Mar Menor volvía a hacer responsable al Estado de la situación de las playas, cuando se trata de una competencia de los ayuntamientos, y de la Comunidad Autónoma responsable de la gestión del espacio protegido.

La misma actitud que la Comunidad Autónoma muestra con el Estado en la situación ambiental del Mar Menor, la ha demostrado con su desprecio a las organizaciones sociales en su participación en órganos consultivos, sin atender sus reivindicaciones desde hace años, y con una creciente falta de diálogo con las mismas.

Un ejemplo de ello es la solicitud que se le viene haciendo desde hace varias décadas para que se constituyan las Juntas Rectoras de los Parques Regionales “La Muela, Cabo Tiñoso y Roldán” y de “Cabo Cope y Puntas de Calnegre”, así como la aprobación definitiva de los PORN de ambos espacios, que siguen sin aprobarse a pesar de las amenazas que soportan.

Otro ejemplo es que siguen pendientes de aprobación, a pesar de las reiteradas peticiones de las organizaciones ecologistas, los Planes de recuperación, conservación y gestión de la fauna y de la flora, lo que es especialmente urgente en especies con alto grado de amenaza, como las aves esteparias.

Por todo ello, ANSE y Ecologistas en Acción anuncian que no asistirán al CARMA, mientras mantenga su manifiesta inutilidad, derivada de la falta de interés de un Gobierno Regional que no cree en la conservación del territorio y las especies, y que ha renunciado a llevar a cabo una política coherente y responsable en materia de Medio Ambiente y conservación de la naturaleza.


* Texto remitido en el que se respeta íntegramente contenido, redacción y ortografía, salvo en el titular y en la entradilla del artículo