El regreso del sonido de 'los clavos de Cristo'  

La matraca, el antiguo aviso a la población, ha sido recuperado en las restauradas campanas de la iglesia de Santa María, donde esta noche se ha recuperado, después de muchos años ausente. Ha coincidido con el acto del canto de la Salve que cada noche se celebra durante Semana Santa para expresar el arraigado sentimiento procesionista de esta tierra.

La matraca (o carraca) consiste en una cruz de madera que gira y va siendo golpeada por unos mazos, tratando de emular el sonido de cuando eran clavados los clavos a Cristo en la cruz. La matraca se repetirá en la noche del Sábado Santo.

El acto del canto de la Salve ha sido ofrecido en directo por la web municipal en streaming y por la emisora local Onda Cartagena. Antes del popular canto, Chelo Cánovas ha entrevistado a tres presidentes marrajos, cuyas agrupaciones (Entierro, Sepulcro y Soledad) hubiese formado parte de la procesión del Santo Entierro que esta noche habría cruzado la ciudad desde Santa María. Tras el lanzamiento de un cohete, se ha abierto la puerta de Santa María de Gracia con el acompañamiento del sonido del tambor cofrade y se ha comenzado a cantar la Salve Cartagenera. Después, sonido de cornetín, himno de España y ovación de cierre.