La Semana Santa que el Covid-19 nos arrebató

Cartagena se ha quedado sin sus procesiones por vez primera en el siglo XXI. La causa ha sido una pandemia mundial que vació las calles de tercios, tronos y espectadores, pero no de sentimientos, pues los procesionistas las tuvieron muy presente cada día. El fotógrafo cartagenero Moisés Ruiz ha captado para la historia emblemáticos lugares del paso de los diferentes cortejos pasionarios a las horas en que habrían ofrecido la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)

El singular reportaje se inicia desde el interior de la iglesia de Santa María, el lugar del que parten casi todas las procesiones. En su entorno se ha llevado a cabo este año un acto diario de homenaje y recuerdo presente a la Semana Santa con el canto de la Salve y otras iniciativas.

Las demás imágenes ofrecen las calles que hubiesen acogido el Vía Crucis del Cristo del Socorro, la ofrenda floral a la Virgen de la Caridad, la procesión del Domingo de Ramos, la procesión de las Promesas de la Virgen de la Piedad, el martes de los traslados de los apóstoles californios, la magna procesión del Cristo del Prendimiento, el silencio del Jueves Santo, la mágica madrugada del Encuentro, el entierro marrajo de Jesús, la procesión de la Vera Cruz y el Domingo de Resurrección, culminando en la plaza del Ayuntamiento, donde han lucido las banderas de las cuatro cofradías pasionarias cartageneras.

En la parte inferior de cada fotografía figura a qué procesión hace referencia y la hora en que fue captada.