Una asociación altruista de Cartagena funda una escuela infantil en Gambia para 25 niños

"Durante el viaje de diciembre llevamos a los estudiantes de excursión, fue un día muy especial y bonito, en el que nos pudimos conocernos todos un poco mejor"

Gambia el Chip está de aniversario. Este grupo de amigas y amigos de Cartagena han materializado y consolidado, a lo largo de su primer año de existencia, un proyecto educativo en Piccadilly, un suburbio de la ciudad de Serekunda, Gambia, gracias al cual 13 niñas y 12 niños de entre 4 y 7 años de familias desfavorecidas han podido acceder por primera vez a la escuela y recibir un nutritivo almuerzo diario.


El nacimiento de Gambia el Chip tiene su origen en la amistad entre Dani, un profesor del IES Jiménez de la Espada, y Ebrima, un enfermero de Gambia. Ambos se conocieron en una red social, Ebrima buscaba un espónsor para finalizar su último año de carrera, Dani apostó por él, y éste consiguió graduarse, actualmente trabaja como enfermero en el Brikama District Hospital de Gambia.
Fachada de la escuela El Limonero. Uno de los grandes problemas de este curso ha sido el espacio, durante el confinamiento hemos aprovechado para doblar el espacio del aula, y redecorarla, cuando los niños regresen tendrán un lugar más confortable y motivador.

A través de Ebrima, Dani llegó a Muhammad, el cual tenía un proyecto en mente, construir una escuela infantil para niñas y niños huérfanos de padre y de familias muy vulnerables de su comunidad, Picaddilly.

Dani contó la idea a unos amigos y estos a otros amigos, y el 24 de julio del 2019, un grupo de personas con perfiles de lo más variado, pero con una misma visión de la justicia social, fundaron Gambia el Chip.
"Primer día de cole en El Limonero, los niños y niñas lucen sus uniformes impecables. Para todos ellos es la primera vez que van a la escuela"

Durante el mes de agosto siguiente se envió dinero para transformar un pequeño almacén en un aula, se creo una pequeña cocina tradicional, se confeccionaron uniformes, se acondicionaron unos baños, se buscó una maestra y una cocinera y se seleccionó a los estudiantes. Finalmente, el 20 de septiembre de 2019, The Lemon Tree Nursery School, (Escuela Infantil El Limonero) comenzó el curso académico con total normalidad.

La vuelta al cole en Gambia supone un gasto de un salario medio por niño, unos 50 euros, y con una fecundidad de 5 hijos por mujer la situación se vuelve insostenible para muchas familias, alrededor de un 20% de niños y niñas, especialmente estas últimas, no acuden a la escuela primaria con regularidad, estás cifras se disparan en la educación infantil y secundaria.
"Encuentro de miembros de Gambia el Chip con los estudiantes y sus madres, se entregaron 6 maletas cargadas de materiales educativos, deportivos, juegos…Un grupo de madres estaban muy interesadas, el AMPA se está gestando"

Acceder al sistema educativo con garantías puede proporcionar a estos niños y niñas las herramientas y destrezas necesarias para propiciar no solo su propio desarrollo sino también el de su país, y no tener que recurrir a la emigración, evitando así tragedias como a las que tristemente nos hemos acostumbrado.

En diciembre, 3 miembros de la asociación viajaron a Gambia para conocer la escuela sobre el terreno. El recibimiento de la comunidad fue impresionante, estaban profundamente agradecidos y esperanzados. Sin duda, este viaje ha reforzado el compromiso de Gambia el Chip con la comunidad de Piccadilly.
Grupo de niños que han sido seleccionados para formar parte de la escuela de fútbol

El proyecto es financiado con las cuotas de 30 socios/as, donaciones de A.A.V.V., centros escolares, particulares y pequeños empresarios de nuestra ciudad. También se han realizado grandes eventos solidarios como el I Festival Gambia La Unión que reunió a 5 grupos musicales, un mago y las escuelas de Danza Margarita Amante y Marta Galindo, con un total de 400 asistentes, o comidas y cenas benéficas como la del próximo 7 de agosto en el Club Náutico de los Nietos ofrecida por el catering Decasa.

No obstante, Gambia el Chip considera que el desarrollo efectivo de la comunidad pasa por fomentar que los habitantes de Piccadilly generen sus recursos económicos, por lo que en septiembre se comenzará un proyecto de desarrollo local centrado en las madres de los estudiantes, con el objetivo de que sean ellas las que con su trabajo puedan financiar la educación de sus hijos e hijas.
"A la izquierda, Ebrima, con la camiseta del FC Cartagena, y Muhammad, secretario y director de la escuela respectivamente, repartieron 120 sacos de arroz durante el confinamiento del país a las familias mas desfavorecidas de la comunidad / La imagen central muestra a Kadiya, una niña de 7 años que ha ido a la escuela por primera vez este año, ha realizado un trabajo tan impresionante que este año accederá a primaria con una beca Gambia el Chip, haremos todo lo posible por acompañarla durante toda su vida educativa. A la derecha, Bubacar es un niño de 5 años que ha mostrado una inteligencia asombrosa, seguiremos de cerca su evolución"

Y es que, a pesar de la crisis de la covid, que también está afectando profundamente a la débil economía del país africano (120 sacos de arroz de 12 kilos fueron comprados por los cartageneros para intentar paliar los duros efectos del confinamiento en Gambia), desde la asociación cartagenera se mira al futuro con optimismo, y, si el virus lo permite, en septiembre comenzará el nuevo curso escolar con novedades, ofertando extraescolares para los niñas y niñas más mayores de la comunidad. Un grupo de teatro, de danza, una coral y un club de ajedrez proporcionarán una alternativa educativa y de ocio para los jovenes de 7 a 15 años. También apuestan por el deporte, con la creación de una escuela de futbol para 30 niños, y un equipo de vóley femenino para niñas de 13 a 15 años. Del mismo modo, se va a lanzar un programa de educación para adultos y se van a proporcionar becas de estudios para el alumnado que este curso ha promocionado y pasa a primaria.
I Festival Gambia La Unión, todo un éxito, en el escenario un grupo de baile de la Academia de Danza y Movimiento Margarita Amante

Lo que diferencia a Gambia el Chip de una ONGs es, que no es más que un grupo de amigos y amigas de Cartagena y la Región de Murcia en el que todo miembro tiene voz y voto, de modo que cualquier socio, con una cuota mínima de 5 euros mensuales, puede asistir a las reuniones, tomar parte en las decisiones acordadas, colaborar activamente en las distintas comisiones si lo desea, y a través de un canal privado de Telegram seguir con vídeos e imágenes el día a día de la escuela.

Puedes seguir a esta asociación cartagenera a través de las redes sociales, y ya estarás ayudando a darles difusión, porque debemos pensar que la solidaridad no es un acto de caridad, sino una ayuda mutua entre fuerzas que luchan por el mismo objetivo, que no es otro que una sociedad mejor y más justa para todos y para todas, asi que ya sabes, @Gambia el Chip.

Asamblea de Gambia el Chip