Los hospitales del Área II tienen casi una cuarta parte de los ingresos regionales

El Santa Lucía y el Rosell siguen recibiendo pacientes de COVID-19 y además de la ocupación plena ya de casi siete unidades, algunos pacientes están siendo alojadas en habitaciones de plantas de otras patologías. Hay 181 pacientes en plantas, 35 en UCI y 9 en reanimación de UCI. La presión de la pandemia es cada vez más asfixiante.


Según los expertos, las hospitalizaciones y plazas UCI suelen experimentar un porcentaje de aumento proporcional al de los nuevos contagios a partir de la semana siguiente. Esto se está sufriendo en los dos hospitales del Área II de Salud, que abarca a usuarios de los municipios de Cartagena, La Unión, Fuente Álamo y Mazarrón.

El 4 de enero tenía 49 ingresos entre plantas y UCI. La cifra rebasó la centena el día 11 y los doscientos enfermos el 19. Hoy la cifra sigue aumentando a pasos agigantados.

Hay 181 pacientes ingresados entre las unidades 42,43, 44, 31 y 32 del Santa Lucía y 1B y 2B del Rosell, además de un paciente en la U25 y otro en la U45. En cuanto a la unidad de cuidados intensivos, se encuentran 21 personas en el Santa Lucía y 14 en el Rosell. Además, 9 personas está en el área de reanimación de UCI. Si tenemos en cuenta que a fecha de hoy hay 900 ingresos en los centros hospitalarios de la Región de Murcia, con 122 en UCI, casi la cuarta parte están en el complejo cartagenero.

Todos los protocolos de urgencia para esta pandemia se están activando a fuerte ritmo debido a que la presión hospitalaria es agobiante.