Cáritas recibe un donativo de la capellanía de los hospitales de Cartagena

Juan Matías Caballero, sacerdote coordinador de las capellanías de los hospitales de Cartagena, hizo ayer entrega a Cáritas de esta zona de un donativo de 1.000 euros, cuantía colectada en los lampadarios situados en las capillas de los hospitales cartageneros.


Los hospitales de Santa Lucía y Santa María del Rosell de la ciudad de Cartagena concentran el mayor número de horas de trabajo de los cuatro capellanes que asisten esta pastoral, y la gratitud de los enfermos, familiares y personal sanitario hacia esta labor se manifiesta a menudo de esta forma. «Todo lo recaudado en nuestros hospitales se ha destinado a diferentes necesidades, como la residencia de mayores o la propia Cáritas, porque no encontramos un destino mejor para este dinero», asegura Matías Caballero.
 
Así mismo, el coordinador de capellanes explica que la decisión respecto a la donación a Cáritas ha surgido tras ver «la gran necesidad que hay, últimamente, con las llamadas colas del hambre y, en conjunto, después de percibir el trabajo desbordado de Cáritas durante este año; por eso es algo que desde esta Navidad ya se había pensado». Petri García es coordinadora y consejera de Cáritas en esta zona.
 
Los capellanes de los hospitales ofrecen asistencia espiritual, especialmente a los enfermos, de forma casi ininterrumpida, repartiéndose el trabajo entre los cuatro capellanes, concretamente en la ciudad de Cartagena, en turnos de 24 horas.

* Texto remitido en el que se respeta íntegramente contenido, redacción y ortografía, salvo en el titular y en la entradilla del artículo