Finaliza la primera fase del programa de activación para el empleo de la ADLE

La iniciativa Agencia de Desarrollo Local y Empleo ha terminado su primera fase en la que se imparte contenidos teóricos a demandantes de empleo de larga duración y mayores de 45 años con responsabilidades familiares y que se encuentran en dificultad para acceder al mercado laboral.

“Durante esta primera parte del programa se forma y guía a cada una de las 12 personas seleccionadas, mejorando su empleabilidad. El equipo técnico del programa trabaja la motivación y la orientación facilitando el desarrollo de habilidades, proporcionando herramientas y ayudando en la planificación de un nuevo itinerario de inserción”, ha indicado la presidenta de la ADLE, Irene Ruiz.

El programa de Activación para el Empleo está dirigido a demandantes de empleo de larga duración y mayores de 45 años con responsabilidades familiares y que se encuentran en dificultad para acceder al mercado laboral.

Este programa comenzó el 22 de octubre y hoy 19 de noviembre ha finalizado la primera parte de formación. Será el lunes 23 de noviembre cuando comience la fase de prácticas en distintas empresas de Cartagena hasta el 23 de diciembre.

En esta primera fase del programa de Activación se ha incorporado una metodología innovadora, englobando distintas actividades, entre las que podemos destacar:

· Taller de Autoconocimiento para identificar fortalezas y habilidades para el empleo. Puesta en valor de mi perfil como profesional.
· Desarrollo de habilidades para el empleo y las relaciones en el entorno de trabajo, competencias personales y sociales, como son habilidades de comunicación, toma de decisiones, asertividad, empatía, inteligencia emocional y trabajo en equipo.
· Entrenamiento para superar con éxito entrevistas de trabajo.
· Búsqueda de información y ofertas de empleo online, nuevas tecnologías en la búsqueda hacia el mercado laboral.
· Prevención de riesgos y normativas COVID en las empresas.
· Formación en Mindfulness.

Finaliza así esta primera fase de formación para dar comienzo a la fase práctica en empresas de cada sector, según la experiencia y profesionalidad de cada uno de los beneficiarios del programa, lo que les permite recuperar una rutina de trabajo en un entorno real, actualizar sus conocimientos sobre tareas específicas de su profesión y, por supuesto, permite que una empresa vea su forma de trabajar, generando nuevas oportunidades de empleo a corto y medio plazo.

Desde la ADLE agradecen la colaboración imprescindible de las empresas que están participando en esta nueva edición.
* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía, con excepción del titular y de la entradilla del artículo