Suspendida la actividad quirúrgica no urgente en los hospitales

Cartagena de Hoy ya lo apuntaba ayer y hoy es una realidad. La situación que está dejando una descontrolada 'tercera ola' de contagios de coronavirus en la Región ha pasado de tener jaque al sistema sanitario a mutilar servicios. La medida se ha tomado en la consejería de Salud ante el importante aumento de ingresos hospitalarios, lo que supone derivar personal para su atención y prepararse para actuar con los que se espera que vengan también en elevado número en los próximos días. En el Área II de Salud se habilitan dos nuevas plantas para enfermos de coronavirus en el Rosell y en el Santa Lucía, donde también se ha registrado un brote con 5 infectados y 19 personas en cuarentena.


El gerente del Área II de Salud, José Sedes, reconocía que la "extrema situación" iba a generar que en los próximos días el personal sanitaria tenga que darle prioridad a estos enfermos en detrimento de otros. Esas manifestaciones las recogía ayer este diario y hoy se han empezado a cumplir, pues en todos los centros hospitalarios de la Región de Murcia se ha suspendido la actividad quirúrgica no urgente. La prioridad es el COVID-19 y hacia ahí hay que dirigir al personal, tanto para hacer frente al constante aumento de ingresos como para lo que está por llegar, pues las consecuencias de los conctactos del día de Reyes aún no se están registrando.

Dos plantas más se han habilitado entre los dos hospitales del Santa Lucía y del Rosell para enfermos de coronavirus. También indicar que pacientes del hospital Reina Sofía de Murcia, que es el primer regional desbordado, han sido trasladados al Santa Lucía y al hospital de Los Arcos del Mar Menor. Por otro lado, indicar que la falta de mano de obra también se ve agravada por un brote en el hospital de Santa Lucía con cinco infectados, de los que cuatro son trabajadores. Esta situación ha generado 19 aislamientos de cuarentena."Está controlado este brote", ha indicado el portavoz sanitario, Jaime Pérez.