Hidrogea refuerza su vinculación con CROEM

La consejera delegada de la empresa, Inmaculada Serrano, y el presidente de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales, José María Albarracín, se han reunido para hablar también de la continuidad en el abastecimiento de agua como servicio esencial durante la pandemia


Inmaculada Serrano, Consejera Delegada de Hidrogea, ha visitado las instalaciones de CROEM para reunirse con su presidente, José María Albarracín, y cerrar la integración de la empresa en la confederación, al tiempo que le informó del servicio esencial de abastecimiento de agua desde que empezó la pandemia, que no ha registrado ninguna incidencia.

Serrano informó al presidente de CROEM de la normalidad en el suministro de agua en todos los hogares, hospitales, colegios y otros centros con las máximas garantías y controles desde que comenzó la crisis sanitaria, para mantener así el lavado de manos y la higiene y desinfección como medida básica de prevención. “Gracias la capacidad de adaptación y a la voluntariedad de los trabajadores de la empresa se pudieron poner en marcha en tiempo récord numerosas medidas preventivas que han minimizado el riesgo de contagio. Proteger a nuestros empleados y clientes ha sido prioritario”, comentó.

Además, la reunión sirvió para reforzar el vínculo entre la empresa y la confederación, que sigue ampliando la lista de empresas de referencia con las que colabora. CROEM amplía así la lista de organizaciones que contribuyen a hacer crecer su proyecto de unidad e independencia del empresariado en la Región. “Tenemos el objetivo permanente de aumentar nuestra representatividad, que es prácticamente del cien por cien del tejido productivo, y ser así más independientes, autosuficientes y más influyentes”, dijo José Mª Albarracín.

Durante su visita, la consejera delegada de Hidrogea aprovechó para invitar al presidente de CROEM a conocer el nuevo centro de innovación inaugurado recientemente en Cartagena, Dinapsis Región de Murcia, pensado para afrontar dos grandes retos actuales en la mejora de la gestión del agua; la crisis climática y la obsolescencia de redes e instalaciones en municipios. El centro permite operar en tiempo real, optimizando el uso del agua, y adelantarse a determinadas situaciones o fenómenos vinculados al cambio climático que cada día aparecen con más virulencia, como sequías o DANAS. “Dinapsis nos va a permitir dejar de gestionar crisis para anticipar riesgos y ayudar a construir ciudades que minimicen los efectos negativos de estos fenómenos”, explicó Serrano, que resaltó además que el proyecto cuenta con la participación de universidades, administraciones, empresas y organizaciones para ofrecer soluciones digitales sostenibles.