Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

             Playas              Farmacias de Guardia              Esquelas              Literatura              Portales Amigos               Toros              Programación TV              Radio              Pasatiempos          Buzón de lectores y quejas

                          


Ayuntamiento, empresas y vecinos pactan un protocolo pionero para los campos solares

Este acuerdo sin precedentes incluye el compromiso de no instalar plantas en la zona oeste (al ser considerada un área rural de especialidad sensibilidad ambiental y social), de establecer entornos de protección medioambiental y de crear un sistema permanente de información y control de los nuevos proyecto. Sí se impulsará el autoconsumo pro esa vía a través de particulares y de comunidades de propietarios.



El Ayuntamiento de Cartagena, en colaboración con la Federación de Asociaciones de Vecinos (FAVCAC) y las empresas del sector fotovoltaico, han aprobado un protocolo, denominado ‘Compromiso de Sostenibilidad Social y Medioambiental de las plantas fotovoltaicas a construir en el municipio de Cartagena’, que regulará la instalación de plantas en el municipio.

Dicho protocolo incluye el compromiso de “no instalar plantas en la zona oeste, de establecer entornos de protección medioambiental y de crear un sistema permanente de información y control de los nuevos proyectos”, como ha explicado la alcaldesa, Noelia Arroyo, en la comparecencia en la que ha estado acompañada por la vicealcaldesa, Ana Belén Castejón, el teniente de alcalde, Manuel Padín, el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Cartagena y Comarca (FEVCAC), Leandro Sánchez, y representantes de las principales asociaciones de empresas fotovoltaicas, como AREMUR, UNEF, ANPIER, AHMUR y FREMM.

INICIATIVA PIONERA

La creación de este protocolo es una iniciativa pionera que da respuesta a una situación muy compleja y polémica generada por la proliferación de plantas fotovoltaicas en todo el territorio nacional. “Este protocolo sirve como código de buenas prácticas y acaba con la incertidumbre generada en los últimos meses. Una vez más, Cartagena da ejemplo porque ha conseguido un acuerdo de todas las partes que, sinceramente, creemos que puede ser de utilidad para el resto de municipios de la Región”, ha destacado Noelia Arroyo.

La alcaldesa ha agradecido la predisposición de las empresas y de los vecinos, que desde el primer momento han colaborado para alcanzar el mayor consenso posible para el municipio.

En dicho protocolo empresas, vecinos y Ayuntamiento han acordado evitar el desarrollo de plantas fotovoltaicas, tanto grandes como pequeñas, en todo el ámbito territorial de la zona oeste, “al ser considerada un área rural de especialidad sensibilidad ambiental y social, lo que la hace incompatible con la actividad fotovoltaica”, según ha explicado la vicealcaldesa y concejala de Urbanismo, Ana Belén Castejón.

Asimismo, se ha acordado la creación de una comisión informativa especial sobre proyectos de energías renovables en el municipio de Cartagena que, de forma semestral, informará y hará seguimiento de todos y cada uno de los proyectos que pretendan implantarse en el municipio.

“Desde el Ayuntamiento nos comprometemos a mantener actualizado y a disposición pública un mapa municipal que incluya todas las instalaciones de energías renovables que cuentan con licencia o están en tramitación”, ha precisado Castejón.

En el acuerdo alcanzado, el Ayuntamiento también se compromete a impulsar el autoconsumo a través de las comunidades energéticas locales para fomentar que los ciudadanos o las comunidades de vecinos se puedan organizar para producir, autoconsumir y almacenar su propia energía.

Además, las empresas que quieran instalar plantas fotovoltaicas de menos de cinco megavatios o de menos de 10 hectáreas de terreno, a pesar de no estar obligadas por ley, se comprometen a aportar en la tramitación de los expedientes una memoria ambiental rubricada por técnicos competentes en materia ambiental, es decir, ambientólogo, biólogo o ingeniero de montes.

Por último, las asociaciones del sector firmarán un convenio con el Ayuntamiento para la publicación y difusión de la oferta de empleo en el municipio en el que se va a construir la planta para dar empleo a personas de la zona a lo largo de toda la cadena de contratación.

Así, el Ayuntamiento, a través de la ADLE, favorecerá la formación de trabajadores y la ocupación de colectivos con dificultades de inserción laboral.

El presidente de ANPIER, Miguel Ángel Martínez-Aroca, ha puesto en valor el acuerdo alcanzado hoy, un texto que ha definido como “único, pionero y que no se había firmado antes en ningún otro municipio”.

“En la situación de emergencia climática que estamos viviendo, es necesario un desarrollo decidido y ágil de las energías renovables”, ha puntualizado el presidente de ANPIER, que ha intervenido en representación del sector.


“Cartagena ha sido pionera. Con diálogo entre las asociaciones de vecinos y el sector, sentándonos sobre la mesa y poniendo sobre la misma los pros y las contras, la visión de cada parte e intentar confluir en un acuerdo que permita desbloquear la situación con el fin de avanzar en la lucha contra el cambio climático sin perjudicar todos esos bienes de carácter cultural, paisajístico, patrimonial e histórico del municipio”, ha valorado.

Con respecto a la “tensión” que se había generado en la Zona Oeste del municipio, ha puntualizado que el sector ha estado de acuerdo con las asociaciones en impedir que en esa zona se desarrollen plantas de energías renovables. “El sector ha sido muy generoso”, ha subrayado, al tiempo que ha pedido “agilización en el desbloqueo de proyectos” dada la emergencia climática.

Finalmente, Leandro Sánchez ha recordado que la FAVCAC ha recogido las propuestas de las asociaciones de vecinos, así como de grupos ecologistas, por lo que “el consenso es mucho mayor”.

Ha valorado que el trabajo de las últimas semanas se ha realizado por parte de todos los agentes implicados “desde la más absoluta responsabilidad” y ha dado lugar a un “acuerdo histórico”.

“Hay una forma de trabajar, de hacer política, basada en el consenso”, ha agradecido, y ha destacado que “en un tiempo récord hemos sido capaces de elaborar un documento impresionante”, al tiempo que ha agradecido al sector su predisposición y sensibilidad para asumir las propuestas de los vecinos y al Ayuntamiento de Cartagena por liderar el acuerdo.


NOTA DE PRENSA DE PSOE CARTAGENA
- El PSOE de Cartagena lidera, junto a la Junta Vecinal de Perín y colectivos vecinales y sociales, el acuerdo sobre la transformación energética verde y ecológica ordenada y regulada de nuestro municipio.
 
El secretario de Área de Urbanismo y Desarrollo Sostenible del PSOE de Cartagena, Pedro M. Díaz Ruiz, manifiesta que el Partido Socialista ha liderado y consensuado junto a la Junta Vecinal de Perín, colectivos vecinales, asociaciones de defensa y conservación de la naturaleza y asociaciones de empresas del sector energético, el compromiso para posibilitar una transición energética basada en el desarrollo sostenible y que se ha trasladado al Ayuntamiento de Cartagena para su aprobación.

La postura del PSOE  es firme en la defensa de la transformación energética de nuestro municipio de acuerdo a los compromisos del Pacto Verde Europeo y la Estrategia Europea de descarbonización, en favor de las medidas contra el cambio climático.

El PSOE exige que se cumplan de manera eficaz con las obligaciones en materia de clima y desarrollo sostenible e inclusivo pero siempre desde el objetivo de la protección de nuestro territorio como mejor recurso del que disponemos.

El Ayuntamiento de Cartagena, afirma Pedro Díaz, debe impulsar el autoconsumo a través de las comunidades energéticas locales (CEL), de esta forma la ciudadanía se puede organizar para producir, autoconsumir, gestionar y almacenar su propia energía, generando beneficios energéticos, medioambientales, económicos y sociales a sus miembros o a las localidades donde se lleve a cabo su actividad.

Díaz ha manifestado su contrariedad a la instalación de energía fotovoltaica en suelos de alto valor paisajístico y agrológico evitando que los territorios rurales acaben troceados, empobrecidos y despoblados.
“Defendemos las energías renovables, pero en un modelo distribuido, justo, sostenible, adaptado a las necesidades energéticas reales en cada territorio y sin que comprometan el desarrollo de las propuestas vecinales sobre el nuevo PGMOU de nuestro municipio”, ha afirmado Pedro M. Díaz.

* Textos remitidos en los que se respetan íntegramente contenido, redacción y ortografía, salvo en el titular y en la entradilla del artículo

Imprimir