Vecinos y negocios de Torreciega buscan una solución al problema que genera la desconexión directa con la ciudad

Desde hace unos días, debido a las obras en el puente para varios meses, se ha generado un trastorno para los residentes y un grave problema para comercios y hosteleros, que temen un agravamiento de la complicada situación económica generada por el coronavirus. Este lunes habrá una reunión con la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento en pos de encontrar una alternativa que palie lo máximo posible el problema.


El pasado miércoles, 20 de enero, se cortó el tráfico rodado por el puente de Torreciega con motivo de las obras a acometer para su remodelación y mejora. En concreto, la actuación, cuyo coste asciende a 155.000 euros, consiste en el arreglo de la acera del puente y del pavimento de la carretera de la RM-F35, además de la colocación de nuevas farolas con luces led y una valla protectora entre acera y calzada.

La ejecución de este proyecto estima una duración de unos tres meses y ahí es donde surge el problema para vecinos y, especialmente, para los negocios de Torreciega, que recuerdan como hace unos años un proyecto de remodelación de la arteria principal de la barriada calculado para cinco meses prolongó durante ocho. Aquello supuso un serio trastorno económico para comercios y locales hosteleros, pero ahora podrían ser peor debido a que a la crisis económica que ha provocado la pandemia del COVID-19 habría que sumar esa desconexión con la ciudad, de donde proceden un alto porcentaje de clientes. Ahora, para acceder a este núcleo de población hay que hacerlo por La Asomada y por el Polígono Cabezo Beaza, lo que para muchos potenciales clientes es un rodeo que bien puede invitar a buscar alternativas. Esta redacción estuvo en las mañanas de viernes y sábado en la barriada, pudiendo confirmar que ha experimentado una gran reducción del tráfico habitual.  



Empresarios de la zona han expresado a esta redacción una gran preocupación por lo que se les viene encima "si no se buscan soluciones, podemos quedar en una situación caótica de viabilidad entre este problema y lo que llevamos sufriendo con la pandemia".

Las personas que llevan bares como El Yunque y El Zamora, el establecimiento de muebles García Collado y un negocio de alimentación, entre otros, se han movilizado junto con el presidente de la asociación de vecinos. Abogan por reducir el tiempo de las obras o por buscar alternativas como habilitar un carril en el puente durante los trabajos.

Contactaron con el Ayuntamiento de Cartagena, que ha gestionado una reunión en pos de buscar esas soluciones y en la que participará la dirección general de Carreteras de la Comunidad Autónoma, responsable de esta obra. Tendrá lugar este lunes con la participación de vecinos y negocios de Torreciega. ¿Habrá 'puente' hacia una solución satisfactoria para todos?