Cincuenta agricultores del Campo de Cartagena ya han instalado sensores de precisión

La startup española Prismab trabaja con una tecnología obligatoria por la última Ley de Protección Integral del Mar Menor. A partir de febrero de 2021, los propietarios de cultivos que no cuenten con sensores para monitorizar parámetros, como el caudal del agua, se enfrentan a multas de hasta 50.000 euros


En apenas 4 meses, todos los cultivos del Campo de Cartagena deben contar con sensores de agricultura de precisión, según la última Ley de Protección Integral del Mar Menor. Se trata de una tecnología con la que los agricultores pueden monitorizar, en tiempo real, algunos parámetros como el caudal del agua en sus explotaciones. Una información básica para que estos profesionales optimicen los recursos y puedan evitar una nueva crisis ambiental como la vivida en la laguna en octubre de 2019.

La startup española PRISMAB, especializada en tecnología agrícola, trabaja ya con 50 agricultores de este entorno natural en cuyos cultivos se han instalado más de 200 sensores, entre los que se encuentran, sensores de suelo, tensiómetros, sensores ambientales y, también, caudalímetros. Se trata de las herramientas que la ley exige instalar en todos aquellos cultivos del entorno del Mar Menor que supone unas 50.000 hectáreas. Aquellos profesionales que no cumplan con la norma antes de febrero de 2021 se enfrentan a multas que pueden llegar al medio millón de euros. “Estimamos que el 95% de los cultivos afectados por la nueva norma no estarían cumpliendo la Ley, esto incluye monitorización del estado del suelo y datos de caudales de riego”, asegura Antonio Pastor, CEO de PRISMAB.

Estas herramientas punteras permiten a los agricultores cumplir con las exigencias marcadas por la ley, pero, además, mejorar el rendimiento de sus explotaciones. Gracias a los sensores, un cultivo es capaz de producir más, con mayor calidad, y a un menor precio. “Hemos constatado ahorros de agua de hasta un 40 por ciento. Y, además, hemos observado que algunas explotaciones han conseguido aumentos en su producción de entre un 5 y un 10 por ciento”, comenta Pastor.


Sobre PRISMAB
•    PRISMAB es una startup española especializada en tecnología agrícola. En menos de dos años, la compañía ha conseguido desplegar más de 1.000 sensores entre cultivos de toda España.
•    Su mayor presencia se encuentra en Andalucía, concretamente, en Granada y Almería donde se han convertido en la compañía que más rápido está penetrando en esta zona. PRISMAB, además, tiene presencia en Murcia.
•    Gracias al uso de sus sensores, los agricultores han ahorrado unos 333.000 metros cúbicos de agua desde el año 2019.

* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía, con excepción del titular y de la entradilla del artículo