La Región activa el nivel 4 del plan de contingencia sanitaria ante una situación "extrema"

López Miras anuncia la reordenación del sistema sanitario para atender a pacientes de coronavirus ante la que se espera que sea la semana "más dura" hasta ahora. Se suspende toda actividad no urgente para contar ese personal en el objetivo prioritario y entre el 40 y el 60% de las camas hospitalarias serán para pacientes de COVID-19. El presidente autonómico pide a la ciudadanía que colaboren con el autoconfinamiento.
  • Los hospitales del Área II de Salud están en situación crítica con 238 enfermos en sus instalaciones, pero aún no alcanza el estado de colapso al tener espacio en el Rosell. Sus profesionales ya trabajan en grupos multidisciplinales


NIVEL 4
El Comité de Seguimiento Covid de la Región de Murcia activó hoy el nivel 4 del Plan de Contingencia del Servicio Murciano de Salud (SMS). Esta medida implica la reordenación de los recursos humanos en todo el sistema sanitario regional para disponer de unidades de atención a pacientes covid, suspender toda la actividad no urgente para poder contar con ese personal, así como toda la actividad quirúrgica no urgente o la de Prioridad I que no sean imprescindibles. Estas medidas se irán evaluando a diario.

Además, todas las unidades de Reanimación, cirugía mayor ambulatoria y quirófanos se destinarán a atender a pacientes covid. Los quirófanos estarán operativos al 60 por ciento y el resto se reservará para otra actividad de urgencia y prioritaria.

También se dispondrá del 40 al 60 por ciento de las camas de los hospitales para atender a pacientes con covid. Además, los equipos de Atención de Primaria trabajarán preferentemente realizando atención telefónica y telemática aunque, médicos y enfermeros recibirán a pacientes en consultas en los casos que se considere oportuno.

“Estamos en un momento crítico y la situación es la más dura desde que comenzó la pandemia”, enfatizó el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, que dio a conocer hoy las medidas adoptadas por el Comité de Seguimiento Covid.

“La presión que estos días están viviendo los profesionales sanitarios está más allá de lo soportable”, explicó el presidente, quien aseguró que “nuestros hospitales están prácticamente llenos, con las unidades de cuidados intensivos al borde de la saturación”. Así, actualmente hay 156 camas de UCI ocupadas por pacientes Covid, la cifra más alta de toda la pandemia y que ha obligado al SMS a habilitar nuevos espacios.

El presidente regional indicó asimismo que “la próxima semana va a ser crítica desde el punto de vista asistencial” por lo que, enfatizó, “es vital que todos nos quedemos en casa”.


ÁREA II DE SALUD
Hoy, a las ocho de la mañana, 238 pacientes de COVID-19 se encontraba en el complejo hospitalario de Cartagena, la mayor cifra hasta ahora registrada. De ellos, 43 se encontraban en la UCI del Santa Lucía y en la unidad de semicríticos avanzada del Rosell, mientras que 195 estaban hospitalizados en varias unidades de ambas instalaciones.

Fuentes de la gerencia indican a este diario que la situación es muy preocupante, pero que en absoluto se puede hablar de colapso, como refleja que estas instalaciones reciben enfermos de otras áreas de salud, es decir, que tienen capacidad para importar y no están exportando pacientes. La clave está en un plan de contingencia que tiene el hospital del Rosell como un muy importante 'colchón', pues permitiría habilitar hasta un millar de camas entre ambos hospitales, las cuales se están incorporando de forma gradual, en función a la demanda de cada momento, como reflejan las 30 nuevas de este fin de semana.

A fecha de hoy, el problema del espacio parece solventado. Ahora está la otra cuestión fundamental. ¿Falta mano de obra? Entre marzo y diciembre fueron contratados ochocientos sanitarios para el Área II de Salud, según nos indican las mismas fuentes, pero ahora casi se ha agotado la bolsa de trabajo. Así, se ha llevado a cabo ya una reorganización con la supresión de actividades no urgentes y que muchos trabajadores pasen a formar parte de grupos multidisciplinares que están encabezados por especialistas de neumología y de medicina interna.