Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas

                          


La gran casa de María Reina de los Corazones comienza a ser una realidad

La nueva iglesia de la parroquia más joven de Cartagena, cuyo diseño exterior superior será en escalinata representando el manto de la Virgen, se levantará en el Polígono Santa Ana y hoy, con presencia del obispo y de la alcaldesa, ha acogido el acto de la bendición del proyecto y de los terrenos, además de enterrar una caja del tiempo, momento que recoge la foto con el padre Cleto, quien augura que será "un templo único y novedoso en España" en el que se han cuidado todos los detalles. Su ejecución se calcula entre 12 y 14 meses en cuanto empiecen los trabajos.

📷  GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)



Los terrenos anexos a la actual iglesia de María Reina de los Corazones ha acogido esta tarde el inicio de la recta final hacia la construcción de un nuevo y brillante hogar para una parroquia que surgió en 1998 en un salón de la Entidad de Conservación del Polígono Santa Ana y que estrenó iglesia en el año 2000 dentro del núcleo de población que más ha crecido en Cartagena en el siglo XXI, con un importante porcentaje de jóvenes entre sus vecinos. Ahora llega acometer un gran paso en esa progresión.

El acto de esta tarde ha contado con la presencia de monseñor Lorca Planes y del vicario de Cartagena (José Abellán), entre otros representantes eclesiásticos, además del párroco, Cletus Padinjarenedumparambil Joseph, mientras que la representación municipal la han integrado la alcaldesa, Noelia Arroyo, y los concejales Diego Ortega, María José Soler, Gonzalo Abad, Enrique Pérez Abellán y Pilar García. Otro asistente destacado ha sido el comandante naval de Cartagena, el capitán de navío  Javier Sánchez García de Leonardo, y los arquitectos del proyecto, Juan de Dios de la Hoz Martínez y Marta Cañada. Además, se han congregado unos ciento cincuenta asistentes, entre los que estaban representantes de la asociación de vecinos, de la comisión de fiestas y de la escuela de fútbol del Polígono de Santa Ana, además de la recientemente nombrada hermana mayor de la Cofradía del Resucitado, Marién García Boj.

Lorca Planes, antes de comenzar el acto, ha manifestado a los medios de comunicación que hay que ver esta gran obra "con esperanza como encuentro de futuras generaciones" dentro del comportamiento católico de "comunidad, unidad y saber mirar al cielo y a las personas que necesitan una mano amiga". Tanto el obispo como el arquitecto Juan de Dios de la Hoz han calificado el proyecto de "precioso", remarcando el obispo que está pensado "para el culto, encuentro y celebraciones de jóvenes y de todos los vecinos" y que vendrá a inaugurarlo.

El arquitecto, por su parte, ha resaltado que está concebido como "un lugar de acogida" y de ahí que la entrada "se vaya abriendo como un abrazo", además de que dispondrá de grandes vidrieras aportando una gran luz natural. La capacidad será de más de trescientas personas sentadas más los espacios paera el coro y la capilla del santísimo.



La alcaldesa, Noelia Arroyo, ha hablado como regidora del municipio y como vecina de esta barriada de Cartagena Norte. "Es un lugar para que los cristianos seamos mejores personas (teniendo bien el alma, seguro que construimos un futuro mejor)  y para hacer labor de comunidad en una población joven como es la del Polígono Santa Ana", añadiendo que es "de valientes en estos tiempos" afrontar este tipo de ambicioso proyecto.

El presupuesto de la obra es de un millón de euros y la licencia de obras está ahora mismo pendiente del proyecto, que está en la fase de validación del Colegio de Arquitectos, calculándose que en un mes podría ya estar terminado el proceso. Cuando comiencen los trabajos, se tardará un año o un poco más en verlo acabado. De forma paralela, la financiación es otro 'caballo de batalla'. El obispo se muestra optimista y, al respecto, ha recordado una frase de uno de sus antecesores, Javier Azagra: "Hagamos lo que debamos aunque debamos lo que hagamos".  

También ha hablado 'el padre Cleto', como se le conoce entre los santianeros, quien ha elogiado a los sacerdotes que han pasado por la parroquia y a todas las personas que han contribuido en su crecimiento: "Gracias, gracias, gracias...". Después ha informado que la comunidad católica "que comenzó aquí ha dado su primer fruto con la próxima ordenación como sacerdote del joven José Miguel Jiménez", ha desvelado. El primer sacerdote nativo en esta barriada ha tenido una participación activa en el acto de esta tarde, que también ha contado con la participación del coro parroquial.

Se ha leído, firmado y bendecido el acta de bendición del proyecto, el cual se ha introducido en una caja del tiempo que se ha enterrado en un espacio que quedará dentro de la futura iglesia. El epílogo ha sido el canto de la Salve entre todos los presentes.



MÁS DETALLES DE LA OBRA
El padre Cleto explica a esta redacción que hace unos años, cuando llegó a estas tierras, "hablé con el obispo sobre la posibilidad de darle sentido a ese gran espacio que hay junto a la iglesia para que la comunidad parroquial, formada por personas procedentes de diferentes lugares en proceso de arraigo, siguiesen avanzando y me dijo que esa idea la tuvo mi antecesor, Juan de Dios, pero que se paralizó, por lo que la he retomado”, explica.

La futura iglesia tendrá capacidad para acoger a 350 personas sentadas, más o menos el aforo de Santa María, el templo de donde salen las procesiones de Semana Santa en Cartagena. Este dato ya da idea de su tamaño, en el que se cuida tanto continente como contenido. “Para su diseño tiene la ventaja de no tener otro inmueble anexo y a partir de ahí es donde surgieron las ideas que se trasladaron al arquitecto. Una parroquia tiene que tener el sello de su comunidad parroquial”, indica Cleto, apuntando que se pretende que sea "una catequesis con una vía sacra. Será un diseño único en España”.



El actual edificio quedará para una futura casa parroquial y la nueva infraestructura brotará de un terreno ahora desocupado. La parte superior exterior tendrá forma escalonada, como se puede ver en la maqueta de las imágenes anexas, “es como el manto de la Virgen”, apunta el sacerdote.
La entrada será por el paseo de Palermo, por donde se accederá a un jardín de 28 metros de longitud, escalinata, atrio e interior, un formato único en la Región de Murcia. “El sol pasará por la espalda del edificio, con lo que la sombra de la gran cruz se volcará hacia esa entrada”, apunta Cleto, remarcando que ha huido del concepto de cubo para apostar por “un toque más colonial que de almacén”.
 
En las vidrieras de cristal figurarán las imágenes de los doce apóstoles y las de los doce mártires de Cartagena, siendo cada una de ellas de dos bóvedas. “Está todo muy pensado, como los toques cartageneros. Así, he planteado que el altar sea un reflejo del Teatro Romano y que el portal del Santísimo recuerde a la puerta de la Catedral Vieja”.   



También hay que reseñar que en la zona exterior se creará un pista multiusos y un jardín infantil en el lateral, que, incluso, en un futuro permitirá que las celebraciones de bodas, por ejemplo, puedan extenderse con la familia y amigos en el exterior, evitando desplazamientos. “El pueblo también debe disfrutar de este recinto sagrado”.

“Va a ser una iglesia muy bonita. Desde fuera, a través de los cristales verticales, se podrá ver al Santísimo porque ‘tú eres quien lo cuida’. Por la noche habrá iluminación especial: ‘Ahí está la luz del mundo’. Estamos muy ilusionados”, expresa a esta redacción.

Todo esto podrá ser realidad con dinero. Según hemos podido conocer, la Diócesis de Cartagena aporta un 10%, a lo que se suman donaciones puntuales, la venta de la vivienda del párroco y, entre otras, la campaña ‘Un ladrillo por tu iglesia’. Cada uno se valora en 350 euros y se ofrecerá a unas dos mil familias, “todos somos la piedra que edifica y esta iglesia es de todos, así se recordará”, expone. Estos ladrillos se colocarán en la entrada, detrás del  plebisterio y en forma de abrazo cubrirán una pared que lleva hasta la cruz. La primera fase abarcará a la estructura y a la cubierta. “Cuando se vea movimiento, estoy convencido de que todos se van a motivar más en ayudarnos”, vaticina Cleto.  

 


Imprimir