Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas

                          


San Antón redujo su ‘paseo’ por la falta de hombros

El patrón, dos años después de su anterior salida, volvió a abandonar su templo, pero su recorrido tuvo que reducirse notablemente ante la falta de costaleros.



San Antonio Abad no salía en procesión desde 2020 y sorprendió ayer que en el momento de ponerse en marcha, faltasen costaleros para llevar la peana. ¿A qué se debió esa falta de mozos? Unos apuntaban a la falta de más asistentes por temor a la pandemia y otros a una crisis de fe, recordando que el obispo, hace unos días, pedían a los católica llevar una misión evangelizadora en el barrio. Cada uno tiene su opinión, pero la realidad es que faltaban personas para llevar al santo, lo que tampoco es un hecho excepcional, pues ya ha habido problemas en algún que otro punto de la geografía cartagenera.



Finalmente se consiguió completar el grupo de ocho personas, la mayoría jóvenes, a los que se sumó el párroco, Saúl Sánchez Fernández, un caravaqueño al que se le ha visto muy activo estos días y muy implicado con las tradiciones de la villa sanantonera.



El trono salió de la iglesia y fue bajando los escalones de la elevada entrada hasta alcanzar la plaza, donde esperaban las portadoras del estandarte y el grupo de romeras de San Antón, que abrieron paso al trono avanzó con el sonido del golpe de tambor y que detrás llevaba al sacerdote Juan Apellániz, varios fieles y el grupo de la agrupación musical Cartagena 1990.

El recorrido esta vez fue muy corto, pues así se acordó ante la situación de improvisar un grupo de portadores, limitándose la marcha a las calles Olivo, Luis Martínez Laredo y Hermanos Pinzón, es decir, las que rodean al edificio eclesiástico.


Las fiestas patronales, además de la actividad matinal, con epicentro en la bendición de animales, afrontaron esta jornada final con más efectos de la situación pandémica (se suspendió la comida vecinal) y el cierre de los actos litúrgicos con una segunda misa, esta vez por la tarde, tras la recogida de la procesión. El epílogo llegó después con el fin de fiestas con fuegos de artificio.


Imágenes de libre disposición siempre que sea para un uso saludable y que no perjudique a las personas que figuran en la fotografía. No está autorizada la publicación en revistas, diarios digitales y similares sin la autorización del autor, arriesgándose acciones legales la persona que no respete esta premisa. Es obligatorio reseñar la autoría, en este caso: cartagenadehoy.com - cartagenadefiestas.com / También se pueden adquirir a mayor calidad y en papel profesional de fotografía (no descolore) a precios muy módicos * 21DEhoy agenCYA - Telf. 608 48 90 63

Imprimir