Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas

                          


“Saltarse el orden de vacunación puede suponer reproche político, social o ético, pero no penal”

Así lo recoge el escrito de la Fiscalía Superior de la Región de Murcia, sin llegar a considerarlo como delito, tras las denuncias que presentaron PSOE y Podemos a las autoridades políticas y eclesiáticas que no respetaron el orden de vacunación anticovid en la Región de Murcia. El ministerio público pide que Hogar de Betania sea expedientado. 


📌 Ciudadanos denuncia la permanente obstaculización del PP para que los murcianos conozcan la lista VIP de vacunados, pues la solicitud se presentó en marzo, así como la puesta en marcha de la comisión de investigación del proceso de vacunación



José Luis Díaz Manzanera, fiscal-jefe de la Región de Murcia, ha dado a conocer la decisión de que Manuel Villegas, exconsejero de Salud, y monseñor Lorca Planes, obispo de la Diócesis de Cartagena, entre otros, sean exculpados de delito penal por haberse 'colado' recibiendo la primera dosis de las vacunas anticovid antes de cuando les correspondía. Sí expedienta al Hogar de Betania, residencia de mayores en la que fue vacunado el obispo y otros colaboradores eclesiáticos. También apuntar que el personas que se vacunó de forma irregular en la consejería de Salud fueron de unas seiscientas personas, la mayoría con cargos de responsabilidad.



NOTA DE PRENSA DEL PP
- “El doctor Villegas no se merecía que personas sin escrúpulos lo acusaran falsamente para sus sucios fines políticos”, ha argumentado la portavoz

La portavoz del Partido Popular de la Región de Murcia, Miriam Guardiola, considera que “Diego Conesa y Ana Martínez Vidal deben de salir de inmediato a pedir perdón a los que lincharon y acusaron injustamente para compensar todo el daño que han hecho a la Región de Murcia”, tras conocer el archivo de las diligencias abiertas por la Fiscalía por el proceso de vacunación, a instancias del PSOE.  

“Si los instigadores de la moción de censura tuvieran un mínimo de decencia deberían salir a retractarse ante la cacería sin escrúpulos a la que sometieron al Doctor Villegas, a todo su equipo y con ello a la Región de Murcia”, ha matizado Guardiola, quien ha dicho que “la justicia deja en cueros a Diego Conesa y Martínez Vidal y saca los colores a los que de manera despreciable creen que todo vale en política”.

Para Guardiola, “Diego Conesa y Ana Martínez Vidal convirtieron la política regional en un estercolero de calumnias y no pueden salir indemnes de esta infamia” porque a juicio de Guardiola, “la justicia es contundente: tumba todas las pretensiones indignas de aquellos que quisieron manchar el buen nombre de personas inocentes con mentiras”. A lo que Guardiola ha preguntado ¿quién va a reparar ahora el daño que hicieron a personas honradas, a la Región y al millón y medio de murcianos?

Así, ha remarcado que “Manuel Villegas es un profesional honrado y honesto de reconocida e intachable trayectoria que llegó a la política para dar lo mejor de sí” y que “trabajó sin descanso dejándose la piel frente a la pandemia, que no se merecía que personas sin escrúpulos los acusaran falsamente para sus sucios fines políticos”, ha remarcado Guardiola.

La portavoz del PP ha lamentado que “la vocación de servicio público de Villegas la intentaron desprestigiar dos mercenarios de la política con el único objetivo de hacer daño y calumniar al Partido Popular”. A juicio de Guardiola, “las injurias no pueden salir gratis” y “la justicia pone a cada uno en su lugar, y en este caso les ha dado una gran lección a Diego Conesa y Ana Martínez”.



NOTA DE PRENSA DE CS
La coordinadora autonómica de Cs Región de Murcia, Ana Martínez Vidal, ha indicado al respecto que: “Desde Ciudadanos nunca se imputó al Consejero delito alguno que pudiera estar tipificado en el código penal, sino que se calificó como corrupción política, un hecho deleznable y moralmente reprobable, que justificaba sobradamente la petición de dimisión del Consejero y su cúpula, dado el grave escenario de pandemia que vivimos y el elevado número de personas que se habían vacunado irregularmente, del cual a fecha de hoy desconocemos su alcance real”.

Según la propia Martínez Vidal: “Ciudadanos no instó el inicio de procedimiento penal alguno, ni se denunciaron estos hechos en la Fiscalía” y ha remarcado que: “los cargos públicos debemos asumir responsabilidades políticas cuando nuestra conducta se aparta de la ejemplaridad y de la defensa del interés general, y eso fue lo que exigimos”.

“Vacunar irregularmente a centenares de personas no es un delito tipificado en el código penal, como tampoco hemos dicho que lo sea el transfuguismo” ha indicado la coordinadora naranja, quien también ha señalado que “el PP en la Región de Murcia utiliza los recursos públicos a su antojo beneficiando a sus amiguetes y redes clientelares, y para Ciudadanos ese motivo es más que suficiente para reprobar a este Gobierno tránsfuga y seguir defendiendo un Gobierno mejor para los murcianos”.

“A fecha de hoy, el PP de la Región de Murcia sigue desviando la atención para eludir sus responsabilidades políticas y continúa tapando sus vergüenzas sin hacer pública la lista de vacunados” ha denunciado la diputada naranja en la Asamblea, quien además ha aseverado que “tres meses después de la constitución de la comisión de investigación del proceso de vacunación sigue paralizada y el Gobierno tránsfuga sigue sin entregar la documentación”.

“Si el PP no tiene nada que esconder, que publiquen de forma inmediata la lista VIP de vacunados” ha concluido Ana Martínez Vidal, coordinadora de Cs en la Región de Murcia.


* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía, con excepción del titular y de la entradilla del artículo
 

Imprimir