Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas


El mercadillo del colegio Fernando Garrido colocó el cartel de ‘productos agotados’

La iniciativa, encuadrada en un proyecto educativo que combina varias asignaturas, tuvo una sesión práctica con la colocación de diez puestos en la plaza Pico de Roldán, junto al centro docente de Canteras, estando previsto que durante casi dos horas los alumnos de tercero vendieran a los vecinos productos que habían elaborado de forma artesanal, pero a los cincuenta minutos ya no les quedaba nada por vender. GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)


Noticia relacionada: Alumnos del colegio Fernando Garrido se transforman en artesanos con mostrador

Las clases A y B de tercero de Primaria, bajo la dirección de sus profesoras, Mercedes Lorente y Mariola García, llevan tres años desarrollando con sus alumnos proyectos globalizadores. Este año, dentro del denominado ‘La botica de la abuela’, ha desplegado una iniciativa que permitía aplicar tres asignaturas durante su preparación y desarrollo: Ciencias Naturales, Matemáticas y Lengua.



Los cuarenta chavales de tercero del CEIP Fernando Garrido elaboraron jabones, labiales, perfumes, gel, infusiones y ambientadores, entre otros productos, para después llevar a cabo una campaña de difusión por Canteras anunciando que ayer iban a celebrar un mercadillo, el cual contó con diez puestos instalados en la plaza Pico Roldán, junto a las instalaciones educativas y el pabellón de deportes. También reseñar que esta actividad se complementó con una exposición de pintura de los propios alumnos que se expuso en el vallado que rodeaba el mercadillo.  



El horario para vender productos era de 12 a 13.45 horas. Antes de la una de la tarde las mesas estaban vacías. Todo se había agotado, por lo que hubo que recoger. Sin duda, un gran éxito que anima para acometer el siguiente proyecto, centrado en protectoras de animales. El primer paso es que el dinero recaudado ayer se destina para la asociación de refugio de perros de Los Belones. 

Imprimir