Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas


Vuelve a aumentar el número de personas que decide reparar antes que comprar un nuevo móvil

En pleno 2022 y con una incertidumbre económica muy influenciada por el aumento generalizado de los precios, el hecho de que los teléfonos móviles de gama alta puedan superar los 1.500 euros de PVP no deja de ser un detalle significativo. Quizás, este desembolso esté a la alcance de una pequeña parte de la población, mientras que el común de los mortales opta por las gamas medias o bajas.



Pero otra consecuencia de estos altos precios está en que, desde hace varios años, se viene viendo una clara tendencia por la que los consumidores optan prioritariamente en reparar los teléfonos en lugar de cambiarlos por uno nuevo, siempre cuando se habla te modelos recientes que están lejos de quedar obsoletos. El sector de la reparación de telefonía móvil está de enhorabuena y, además de lo mencionado respecto al precio de los aparatos nuevos, hay otros motivos para que esto se haya hecho realidad


La posibilidad de tener un servicio multimarca en un único punto

Las empresas y profesionales del sector de la reparación, más allá de los servicios técnicos oficiales de cada fabricante, están capacitados para reparar terminales de prácticamente cualquier marca que se venda en nuestro país e incluso algunas que únicamente se pueden conseguir a través de internet. Esto quiere decir que pueden tanto reparar Iphone, Samsung o Xiaomi, que son marcas reconocidas, como otras de nombres menos habituales como Jiayu o Cubot.

La diferencia en la dificultad de afrontar unas y otras reparaciones está mayormente en la capacidad para encontrar piezas de recambio originales o compatibles.


Hoy los teléfonos quedan obsoletos más tarde

Otro de los motivos que hacen que se estén reparando hoy muchos más teléfonos que hace algunos años es el hecho de que los aparatos tienen mejores prestaciones, como unos procesadores más potentes o una mayor memoria. Y es algo que vemos tanto en gama baja como media y alta.

A medida que la potencia de los dispositivos aumenta, estos van cubriendo las necesidades del usuario durante un mayor número de meses o años, dependiendo de los requerimientos individuales que cada uno tenga para un teléfono móvil. Así pues, dado que no es necesario ir comprando cada poco tiempo un teléfono más potente, la reparación es una opción para ahorrar dinero hasta que se haga necesario realmente cambiar de modelo.


Los costes de las reparaciones han bajado

La entrada en juego de los centros de reparación de teléfonos móviles a domicilio ha provocado una mayor competencia en el mercado que se ha traducido en una bajada generalizada de precios.

A esto hay que añadir que las piezas de recambio también han reducido costes, especialmente en lo que a transporte se refiere. El 99% de los componentes se fabrican en Asia y hoy, existe la posibilidad de importar esas piezas a precio muy reducido por los distintos convenios entre países para el transporte de mercancías.


¿Cuándo vale la pena reparar un móvil?

Para terminar, se hace necesario considerar y valorar bien cuando está recomendado y cuando no optar por la reparación de un teléfono. Aunque esto es algo bastante personal y depende del uso que hace cada uno de su teléfono, existen dos reglas generales para saber si conviene reparar o no un teléfono.


Relación coste de la reparación vs. coste del teléfono

Una buena referencia para valorar, en cuanto a rentabilidad, si nos interesa reparar un modelo concreto es la regla que dice que una reparación no debe costar nunca más de la mitad del valor del teléfono nuevo. Si supera esta cantidad, entonces lo mejor será no repararlo.


Especificaciones actuales

Comparar las especificaciones del teléfono averiado con las de los que se venden en ese momento en una tienda nos dejará ver si los componentes del teléfono roto son aún válidos o si, por el contrario, ha empezado a entrar en proceso de obsolescencia. Teniendo en cuenta lo rápido que avanza la tecnología, si todavía encontramos teléfonos con las especificaciones de nuestro terminal, es posible que podamos seguir dándole uso durante algunos años más, por lo que reparar quizás sea una buena opción.

Imprimir