Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas


El 'Cristo del Lago' gana metros y público

El vía crucis de la Asociación Canónica del Cristo de la Divina Misericordia ha conseguido su viaje aspiración de ampliar el recorrido y este año se ha adentrado por Puerta de Murcia y calle de Santa Florentina, lo que ha multiplicado sus espectadores.

📷  GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)



El pasado 6 de marzo publicamos que, una vez más, la asociación había solicitado ampliar su recorrido, como venía haciendo desde 2016, nos apuntaba su presidente, José Felipe Rubio, debido a la ampliación de participantes cada año en la procesión y a que había tramos complicados para los tronos, como la calle San Vicente. Este año la ansiada petición se transformó en realidad y el vía crucis ha ampliado el arco de su recorrido. Tras la salida de su capilla ubicada en la plaza de la Merced, también conocida como 'plaza del Lago' (ahí el apodo al Cristo de la Divina Misericordia), el cortejo ha recorrido la calle Gisbert hasta la plaza de San Ginés y de ahí a la calle San Francisco, donde, en lugar de tomar hacia la glorieta de San Francisco, como había sucedido hasta ahora, ha continuado por calle Jara y ha entrado en la plaza de San Sebastián, para después ir por Puerta de Murcia, Santa Florentina y Parque hasta la basílica menor de la Virgen de la Caridad, donde se ha efectuado una ofrenda floral a la patrona y se le ha cantado la Salve. Después, recogida hasta el punto de partida, donde ha tenido lugar un encuentro entre San Juan, María de los Desamparados y Cristo de la Divina Misericordia. Ahí se reza la última oración de las catorce estaciones del 'camino de la cruz' y tiene lugar una ofrenda a los caídos mientras se canta 'La muerte no es el final'.



Al margen de la síntesis del recorrido, en el que no hay 'capirotes', hay que destacar otros detalles, como la presencia de Policía Nacional y Guardia Civil en el cortejo; los aplausos constantes que han recibidos los dos grupos masculinos y uno femenino de portapasos; la presencia de la Orden de Santa María de España; y el brillante piquete militar del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas de la base militar de Alcantarilla. Novedad ha sido la presencia de una representación de la agrupación del Nazareno de La Unión, con la que la asociación canónica se hermanó el pasado año. 

Imprimir