Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas


Tres trabajadores de Lhicarsa devuelven una bolsa que encontraron con bastante dinero

Miguel Ángel, Juan y Kilian ha ofrecido un gran ejemplo de honestidad al encontrarse una importante cantidad de dinero mientras llevaban a cabo su trabajo en el recinto de fiestas de Los Puertos de Santa Bárbara de Abajo, llevando a continuación diversas gestiones hasta conseguir localizar a su dueño. “Hubiese sido muy mezquino hacer otra cosa”, expresan a este diario. La foto adjunta muestra el recinto donde tuvo lugar el hallazgo y una imagen montada de un trabajador con la sopladora.



¿Qué haría usted si se encuentra una bolsa con una importante cantidad de dinero? Es una pregunta que tiene su ‘miga’. Lo que ya sabemos es la respuesta de Miguel Ángel Robles, Juan García y Kilian Mateo, pues han respondido con un más que elogiable hecho.

Los tres trabajan para Lhicarsa, empresa que ejerce la labor de limpieza del municipio, y en esa labor estaban el martes por la mañana en la explanada situada junto al Museo Etnográfico de los Puertos de Santa Bárbara de Abajo, donde el domingo por la noche habían acabado sus fiestas. Estaban en distintos puntos de ese espacio recogiendo la basura cuando Juan, quien estaba con la sopladora, encuentra algo inesperado. Tras efectuar una exclamación, le dice a Miguel Ángel que venga. Ambos contemplan en el suelo una bolsa con bastante dinero “y nos quedamos mirándonos (asombrados), para enseguida comentar que, posiblemente, podíamos conocer de quien era, pues tenía que tratarse de una persona que en las fiestas manejase bastante dinero”, relata Miguel Ángel a Cartagena de Hoy, quien también apunta que no llegaron a contar el dinero, pero que era bastante. A partir de ese momento, y tras comprobar que no había más en el recinto, comienzan a indagar para averiguar su número de teléfono, dirigiéndose a vecinos del pueblo, para después conocer el lugar de residencia de un familiar, personándose en ese domicilio, localizando finalmente con el afectado.

Miguel Ángel lleva 16 años trabajando en Lhicarsa, el doble (más o menos) que Juan, mientras que Kilian es el más joven, habiéndose incorporado este verano para efectuar sustituciones. “Lo habitual es que encontremos documentaciones personales extraviadas. Si lleva un teléfono, llamamos al interesado y si no, lo entregamos a personal de Correos o directamente a la Policía Local para que se encarguen de su localización”, explica el primero de ellos. Sin embargo, esta vez las circunstancias fueron más especiales, pues estamos hablando de dinero. Además, pese a la falta de datos, su labor de búsqueda refuerza aún más su generosa acción. “Los que trabajamos en la calle sabemos que estas cosas pasan, que la gente puede perder cosas. En esta ocasión era mucho dinero y los tres eramos conscientes de que hubiese sido muy mezquino hacer otra cosa. Hay quien dice que el dinero no tiene nombre, pero nosotros pensamos que sí lo tiene”, expresa.

La persona afectada ha tenido bastante suerte en este ocasión por dos motivos. “Resulta que el dinero estaba en una bolsa de plástico transparente. De no ser así, las posibilidades de que hubiese acabado en el contenedor era muchas”, expone como primer motivo. El otro es que el extravío cayera en manos de personas nobles y con principios, a los que, sin duda, hay que felicitar en estos tiempos en los que no todos actuarían con esa honradez.


Imprimir